La innovación en el televisor en tres dimensiones no se ha agotado en las gafas de nueva generación como muchas voces  profetizaban. Son esas gafas precisamente el mayor handicap a la hora de disfrutar de una sesión de cine o videojuego, ya que el cansancio de la vista debido al parpadeo junto a la incomodidad de determinados modelos de gafas, hacen que la experiencia no sea todo lo placentera que sería deseable.

El fabricante japonés Toshiba ha barrido de un plumazo todos los prejuicios del consumidor que se acerca con cierta animadversión a este tipo de tecnología, presentando un televisor en tres dimensiones sin necesidad de usar ningún tipo de gafas.

El flamante televisor Toshiba 55ZL2 se basa en la cualidad estereoscópica del ojo humano para ofrecer el milagro de visualizar imágenes tridimensionales de la forma más natural posible. Gracias a un potente procesador CEVO Engine, digno de un ordenador personal, divide la imagen en nueve sub-imágenes, cada una de ellas de un punto de vista del espectador distinto.

Para controlar de forma eficaz ese punto de vista del televidente, un sistema de detección de rostro genera las coordenadas exactas de la cara de cada uno de los espectadores, realizando automáticamente los ajustes necesarios para que la visión tridimensional se capte de forma fluida.

Cada uno de las nueve sub-imágenes, que corresponden con los puntos de vista, y  a su vez ajustados constantemente  por la posición del rostro, son proyectados a un panel laminar con lentes en miniatura, que envían distintas imágenes al ojo derecho e izquierdo del espectador. El cerebro humano se encarga entonces de recomponerlas y dar una sensación de profundidad.

El modelo 55ZL2 reúne además todas las características de la gama alta de un fabricante de reconocido prestigio como es Toshiba: 55 pulgadas de pantalla, resolución Quad Full HD de 3.840× 2.160 píxeles,  cuatro veces superior a los actuales HD, ajuste dinámico de los sensores, Smart TV, acceso a internet, y un largo etcétera.

Si bien el precio, que ronda los ocho mil euros, no es accesible a la mayoría de los consumidores, se trata de una nueva tecnología que acaba de desembarcar para hacerse un hueco en los hogares, a la que seguiremos desde Tecnología de Tu a Tu.