Estamos viviendo época de crisis: crisis financiera, crisis hipotecaria, crisis en la venta de coches… y todas aquellas otras que queramos añadir.

Pero paradójicamente, unas semanas atrás aparecía una noticia que mostraba un incremento en la venta de videojuegos, las consolas siguen vendíendose como churros, cúantos hicieron cola para comprar el nuevo iPhone, o quién quiere ser el más cool con el nuevo iPod… ejemplos, que muestran que a pesar de la crisis, la tecnología y el consumo está resistiendo bastante bien… tal vez, nos gusta darnos esos pequeños caprichos: si no puedo pagar la casa y el coche, al menos escuho música en mi nuevo ipod y mis penas serán más llevaderas…

Bromas aparte, un dato que me ha sorprendido, es el anuncio con respecto al SIMO de este año, que sorprendentemente va a reducir a la mitad el espacio ocupado. Mientras que el año pasado hubo presentes 570 empresas, en el presente tan solo lo harán 260.

Es cierto, y es mi opinión, que cada vez el SIMO ha ido perdiendo esa magia y encanto que tuvo durante los primeros años, pero la crisis parece que ha dado de lleno a este evento. Tal vez, todo vaya unido, y la perdida de interés que iba acompañando al SIMO durante los últimos años haya animado a muchas empresas a recortar gastos innecesarios, tras considerar no del todo rentable estar presentes.

Quién sabe, lo que está claro es que como todos los años, supone una buena oportunidad para dar una vuelta, conocer de primera mano algunas de las novedades más interesantes del mercado, recolectar cientos y cientos de páginas de información que luego dificilmente vamos a leer, y toquetear toda clase de dispositivo. Será del 11 al 16 de noviembre, en el recinto ferial del IFEMA, y tendremos que estar allí para ver si este año “menos”, puede que sea “mejor”…


Etiquetas: ,