En Francia, finalmente se ha aprobado la pionera e inquietante ley que además de invadir la privacidad del acceso a internet de los franceses, ahora les otorga la potestad de cortar el suministro de acceso a la red si se detecta un "uso ilícito" en base al uso de programas P2P (Emule y similares) en exceso para tráfico de archivos de dudosa legalidad.

Con esta medida se crea un peligroso precedente que puede instaurarse con celeridad en el resto de la comunidad europea. Este medida, que toma el nombre de Ley de Protección de Derechos de Internet hace uso de otro organismo, la Alta Autoridad de Protección de Derechos sobre internet con la que se pretende establecer un sistema de avisos antes de realizar el corte definitivo del acceso a internet, de esta manera el usuario no se podrá considerar sorprendido ante el cese del servicio que tenía contratado, puesto que ya se sabrían con exactitud el tipo de archivos que ha conllevado la toma de la decisión del corte.

En teoría el espionaje al que se ve sometido el usuario sólo se realiza con los contenidos que tengan copyright, pero evidentemente el usuario jamás sabrá que tráfico del generado es sometido a espionaje y hasta qué grado se ve comprometida su conexión a internet por parte del gobierno francés y los operadores a partes iguales, una medida peligrosa basada en la integridad de las personas que la lleven a cabo.

La Eurocámara se ha pronunciado totalmente en contra de este "espionaje" sobre el internet francés, aduciendo que evita la facilidad para la escolaridad. Aún así, el peligro de contagiar esta medida al resto de países europeos es algo que sigue flotando en el ambiente.

Otra cosa es que los operadores realmente lleven a cabo esta medida, puesto que una vez cortado el servicio de internet por supuesto uso ilegal, tampoco se cobrará el mismo. Y cuando el dinero está de por medio, las medidas suelen ser más flexibles de lo que parecen.


Etiquetas: , , ,