El proyecto OLPC (One Laptop Per Child -Un portátil para cada niño) pretende impulsar el uso de ordenadores portátiles de bajo coste en países del tercer mundo para disminuir la brecha digital en las regiones menos desarrolladas. Al igual que los UMPC que están lanzando al mercado fabricantes como Asus, Airis o HP, estos ultra portátiles tienen un precio muy reducido y las especificaciones justas para poder usarlos como herramienta de trabajo.

En un principio los equipos iban a estar basados únicamente en Linux, como parte de la estrategia para reducir costes, pero después de varios meses de discusiones con el gigante informático, los directivos de la fundación ha decidido adaptar el paquete de software Sugar, que funciona en el portátil X0, para que sea compatible con Windows. La idea es que Microsoft desarrolle una versión de Windows que pueda soportar el portátil X0 de OLPC, respetando las limitadas prestaciones de estos equipos.

Nicholas Negroponte, el director del proyecto OLPC ha señalado en un correo electrónico enviado ayer al portal de la organización que “Sugar necesita una base más amplia”.


Información cortesía de:


Etiquetas: ,