Todos aquellos geeks enganchados al asqueroso vicio del tabaco ya pueden fumarse literalmente un dispositivo. Una empresa está comercializando un cigarrillo electrónico que, según dicen, te ayuda a dejar de fumar.

Es un cigarrillo de plástico, algo más grande que los tradicionales, con un filtro intercambiable que contiene líquido con nicotina y propilenglicol. El proceso de funcionamiento interno es bastante complejo, pero el resultado es aparentemente como fumar un cigarro normal.

Cuando el fumador inhala aire, el flujo es detectado por un sensor que activa un microprocesador que inicia un atomizador. Éste inyecta gotitas de líquido en el aire inhalado, produciendo vapor.
El E-cigarette cuesta unos 80 euros y se recarga a través de una batería.

Realmente no sé cómo puede ayudarte a dejar de fumar, pero lo que sí es cierto es que te libra de todos esos aditivos químicos mega-cancerígenos que tienen siempre los cigarrillos (alquitrán, monóxido de carbono, amoníaco, ácido cianhídrico…).

No fumes. Es de las peores cosas que puedes hacer, pero si no puedes remediarlo, quizá te interese probar este cigarrillo electrónico.


Etiquetas: