Ciertamente, las cámaras fotográficas y en mayor medida las réflex digitales disfrutan de un auge sin precedentes en la historia.

Si hace tan sólo tres lustros, la palabra réflex sólo era utilizada por periodistas y fotógrafos, hoy en día no es descabellado escuchar una conversación en el metro sobre teleobjetivos o aperturas de diafragma.

Veinte millones de cámaras digitales y veinte millones de las analógicas. Canon ha anunciado que ha superado la impresionante cifra de cuarenta millones de unidades fabricadas de cámaras réflex de la serie EOS.

El acrónimo EOS significa Electro Optical System, y también coincide con el nombre de la diosa griega del amanecer. Fue lanzada en el año 87 y ha ido incorporando poco a poco avances tecnológicos.

La serie EOS fue lanzada en su momento como un sistema de cámaras réflex de enfoque automático , comúnmente conocido como SLR AF, incorporando la primera montura electrónica del mundo, capaz de realizar un control electrónico completo de todo el sistema de la cámara.

Desde entonces, la serie ha ido evolucionando hasta modelos como el EOS-1 profesional en 1989 y la compacta EOS 500 en 1993, que ayudaron de forma considerable a ampliar el interés por los productos de Canon entre todos los profesionales.

Poco después de la introducción de la EOS D30, Canon ha desarrollado nuevas tecnologías, entre ellas las de los sensores CMOS patentados, los procesadores de imagen digital DIGIC de altas prestaciones y su amplia gama de objetivos EF.

A principios de este año, Canon amplió aún más su gama de cámaras EOS con el lanzamiento de la EOS 550D, una cámara réflex digital dirigida al segmento medio, con una sensor CMOS de 18 Megapíxeles, una gama ISO ampliada y la posibilidad de grabar vídeo en alta definición Full HD.

Una máquina de gran potencia en grabación de video, aunque enfocada para los que comienzan en el mundo de la fotografía.


Etiquetas: , ,