ASUS Transformer T100

Hace unos cuantos años los netbooks eran los reyes de los portátiles. Todos tenían uno, era un dispositivo más pequeño y que podíamos llevar a todas partes. No ocupaba mucho espacio y cumplía con las funciones más básicas. Sin embargo, con el tiempo fueron quedándose obsoletos y al final terminaron desapareciendo.

Llegaron los tablets, que nos permiten hacer un montón de cosas. Sin embargo, todavía no lograba llenar el corazón de quienes buscaban tener la misma productividad que en un PC. El tiempo fue pasando y  con el auge de Windows 8 nos ha llegado el renacer de esta categoría pero adaptada a los tiempos que corren: los convertibles.

Un portátil y tablet al mismo tiempo a buen precio

hp-2

Es cierto que los convertibles llevan ya un tiempo entre nosotros. Hemos visto ordenadores como los Lenovo Yoga Tablet que nos permitían usarlos de las dos formas. Sin embargo, su formato recordaba demasiado al de un portátil. Ahora nos llega una generación de equipos más pequeños que se parecen más a los tablets.

Tienen pantallas pequeñas, de unas diez pulgadas, y tienen teclados que o bien se pueden desmontar o girar para poder utilizarlo como si fuera una tableta con su pantalla táctil.

Sus especificaciones son modestas pero nos permiten utilizar cualquier aplicación sin ningún problema: juegos, suite de ofimática, aplicaciones de edición… Son pequeños todoterrenos que pretenden ir con nosotros a todos los lados ya que su tamaño es realmente pequeño.

Pensad por ejemplo en el día a día de un estudiante universitario: siempre lleva sus apuntes encima y un ordenador para tomar notas en clase. Abulta poco en su mochila por lo que según avanza el día no se hace pesado de llevar. Sus baterías son capaces de aguantar durante horas.

Cuando llega al final el día es hora de desconectar un poco. Tal cual. Cargamos las pilas para mañana enchufándolo a la red y quitamos el teclado para usarlo como tablet. Vemos alguna serie, charlamos con nuestros amigos… Todo en un dispositivo.

No es en absoluto limitado. Es cierto que no va a poder cargar los juegos más potentes ni podremos editar vídeo profesional pero para eso hay otros equipos. Estos convertibles quieren ser nuestro Robin: un compañero inseparable que siempre nos ayude a ser más productivo o simplemente poder entretenernos, que no todo va ser el móvil.

Sin ir más lejos, este artículo al completo se ha realizado desde un convertible. Se ha elaborado mientras estaba en el tren volviendo de la oficina para después, en la consulta del dentista, terminar de completarlo con imágenes usando la conexión WiFi que había en la clínica.

En todo este tiempo no he echado de menos mi ordenador principal. He podido hacer todo desde él sin sentirme limitado. Sus teclados son increiblemente rápidos y el convertible funciona a la perfección. No he sentido que tuviera que dar pedales para que fuera veloz.

¿Qué convertible me conviene?

asus-t-2

Hay muchos convertibles como el Lenovo YogaPad pero aquí nos vamos a centrar en los modelos más asequibles, motivo por el cual también nos recuerda a los netbook. Son asequibles y polivalentes.

HP Pavilion X360

Hace tiempo os hablamos del HP Pavilion X360, un equipo que recuerda mucho a un portátil pero al que podemos girarle la pantalla para poder usarlo como tableta. Es una opción muy atractiva para quien busca algo parecido a lo que ya conoce y no quiere hacer experimentos. Ofrece un buen rendimiento y con sólo un giro podremos usarlo como un tablet.

En su interior cuenta con un procesador Intel Celeron y una tarjeta HD Graphics que nos permitirá utilizarlo con total fluidez. Su pantalla tiene una resolución de 1366×768 píxeles y sus 4GB de RAM nos dan margen suficiente para trabajar sin tener que sufrir tirones. Su disco duro de 500 GB ofrece capacidad suficiente para almacenar todo lo que necesitamos.

boton-compra

ASUS Transformer T100

Luego tenemos el ASUS Transformer T100 del que también os hablamos hace tiempo. Se trata de un converible al uso. En la pantalla se esconden todas sus tripas y gracias a su teclado extraíble podemos usarlo como ordenador convencional.

Se acopla realmente fácil y su versatilidad es muy grande. Su rendimiento es muy bueno y es una opción muy interesante si queremos un equipo móvil al que llevar a todos los sitios. Su apuesta es un poco más atrevida pero muy atractiva. ¿Con cuál de estos dos te quedas?

boton-compra


Etiquetas: ,