Computex es una de las ferias de electrónica más importantes a nivel mundial que se celebra en Taipei, Taiwan. En ella podemos ver las novedades más destacadas de los principales fabricantes de la industria.

Este año, como no podía ser de otra forma, el peso de los tablet en el mercado y los ultrabook marcan las directrices de lo que veremos durante este próximo año. Equipos con la capacidad de funcionar como un ordenador tradicional, con su sistema operativo de escritorio Windows 8, o bien como tablets gracias a la capacidad del nuevo sistema operativo de Microsoft que permite ser usado de forma táctil o incluso la inclusión de procesadores ARM para ejecutar la versión de Android 4.0 ICS.


En cuanto a prestaciones la mayoría apuesta por una configuración que podríamos denominar como estándar: procesadores Intel Ivy Bridge, 4GB de memoria RAM, unidades de almacenamiento Flash y pantallas entre 11.6 y 13.3 pulgadas. Y es que parece que todos los fabricantes apuestan por la máxima movilidad. Equipos de dimensiones reducidas y peso ligero para poder llevarlos allá donde vayamos.

Entre las apuestas más interesantes destacan dos equipos de Asus, el Asus Taichi y el Asus Transformer Book. El primero es un equipo donde la principal novedad es una doble pantalla, una interna y otra externa. Ambas pantallas pueden funcionar a la vez y es el usuario quien decide que se muestra en cada uno. Algo interesante para determinados usos. Pero lo que llama sin duda la atención es que la pantalla exterior es táctil.

Cuando usamos el Asus Taichi de forma tradicional, con la pantalla interna, el uso no difiere al de un portátil normal. Pero cuando cerramos esa pantalla la exterior funcionará, gracias a Windows 8, como si de un tablet se tratara. Pero con la potencia que un sistema x86 ofrece (conectividad de dispositivos, aplicaciones…)

La única duda que nos crea este equipo es cómo habrá solucionado Asus el tema de la autonomía de la batería. Recordemos que la pantalla es el componente que más energía consume y aquí tenemos dos.

El segundo equipo que llamó la atención fue el Asus Transformer Book. Un concepto similar donde portátil y tablet se dan la mano. La diferencia es que aquí, todo el hardware está en la pantalla que puede ser desacoplada del teclado para tener un tablet.

La idea seguro que mucho la recordáis con un producto del mismo fabricante, el tablet Asus Eee Pad Transformer. De momento no hay mucha información sobre precio y disponibilidad pero habrá que estar atentos a estas interesantes novedades. Las prestaciones, modelos de 11.6, 13.3 y 14 pulgadas, procesador Intel Ivy Bridge, gráficos Nvidia, 4GB de Ram y conexiones USB 3.0.

Y por último, un equipo que nos ha encantado por diseño y prestaciones es el nuevo Acer Aspire S7. Un ordenador portátil que sorprenderá pese a quedarse a medio camino entre tablet y portátil. Y decimos a medio camino porque la pantalla que es táctil tiene una apertura máxima de 180º. Esto no permite usarlo como un tablet convencional ya que la otra parte, el teclado, siempre quedará un poco incómodo.

De todas formas es un firme candidato para conseguir ser uno de los equipos más vendidos gracias a su diseño ultrafino, sus hasta 12 horas de autonomía para el modelo de 13.3 pulgadas (9 horas para el modelo de 11.6 pulgadas) y resto de detalles como el teclado retroiluminado o el nuevo sistema de refrigeración Twin Air.

 

En Tecnología de tú a tú: Ultrabooks, todo lo que debes saber sobre los portátiles más finos


Etiquetas: , ,