lumix

Si ayer veíamos cómo la música evolucionaba para adaptarse a las necesidades de hoy, ahora nos toca hacer lo propio con las cámaras de fotos. Sí, ellas también quieren estar a la última y quieren prescindir de los cables para transferir datos, aunque de una forma diferente.

Hace unos años era raro ver una cámara con conexión WiFi incluida. Ahora son mayoría y es fácil encontrarse con modelos muy atractivos que ofrecen este plus: poder enviar fotos a otros dispositivos sin necesidad de usar cables. Si no sabes por dónde empezar no te preocupes, nosotros tenemos trece cámaras para ti.

¿Qué me aporta una cámara con conexión WiFi?

Una cámara WiFi, a diferencia de un modelo convencional, se caracteriza por ofrecer esta conexión integrada. ¿Significa esto que podemos conectarnos a internet con ella? Sí pero no. Algunas tienen esa opción pero su uso principal se centra en la posibilidad de enviar fotos a otros dispositivos sin usar cables.

Aunque podemos usarlo con el ordenador, lo normal en estos casos es que la conectividad sirva para enviar fotos o vídeos a un tablet o smartphone. De este modo, luego podemos compartirlas directamente a nuestras redes sociales o almacenarlas en nubes tipo Google Drive o Dropbox.

Todas usan WiFi, pero a su vez cada fabricante apuesta por su propia solución de software. ¿Qué significa esto? Que nos tocará descargar una aplicación específica para mover los archivos de un sitio a otro. En resumen: el principal atractivo lo encontramos en su capacidad para transferir archivos. Dicho esto, vamos a presentaros unas cuantas cámaras que seguro os gustarán.

¿Cómo funciona la conexión entre la cámara y el móvil?

Las cámaras con conexión WiFi pueden funcionar de dos modos. O bien como un dispositivo más que se conecta a una red ya creada (como si fuera un teléfono o un tablet por ejemplo) y a partir de ahí se pueden ir subiendo contenido a diferentes servicios: redes sociales, correo electrónico, etc.

Lo normal es encontrarnos con el segundo modo, donde la cámara actúa como si fuera un router (host) creando una conexión nueva con una contraseña que cifra el traspaso de información para que nadie más excepto nosotros pueda acceder a las fotos que se están transfiriendo en ese momento.

fotos-12

La seguridad que se utiliza a la hora de pasar fotos de la cámara a un teléfono móvil, es parecida a la que tenemos en el router. Una contraseña muy segura que evitará que cualquiera pueda romperla y coger nuestras imágenes. Además, como la conexión dura unos pocos minutos el proceso es todavía más seguro y difícil de saltárselo.

La transferencia es rápida y pasar unas 20 fotos nos puede llevar unos tres minutos. La cifra es orientativa pues siempre dependemos de varios factores pero, en cualquier caso, el proceso es rápido y una vez hemos hecho la configuración no volveremos a querer a tener una cámara sin conexión WiFi.

fotos-11

Cada marca de cámara tiene una aplicación propia pero a grandes rasgos su funcionamiento es muy parecido: establecer un sistema de conexión entre el móvil y la cámara y posteriormente elegir las fotos y vídeos que queremos transferir. En la cámara siempre encontraremos un botón físico dedicado a activar esta opción.

Como ejemplo, nosotros hemos cogido la aplicación que utiliza Panasonic. Como podéis ver en los pantallazos, el proceso es muy sencillo y una vez hemos hecho la configuración solo tenemos que seleccionar lo que más nos interesa. Cada una tiene su sistema, pero con estas imágenes nos podemos ir haciendo una idea cómo funciona.

Sony DSC HX50

cam-1

La HX50 es un buen ejemplo de cómo tener conectividad en una cámara compacta modesta. Es la típica que siempre llevamos encima en el bolso o en la mochila para conseguir fotos con una calidad que nuestro teléfono no consigue. Abulta poco, y sus especificaciones técnicas son muy atractivas.

Sensor de 20 megapíxeles, un zoom óptico de 20 aumentos, apertura mínima de F/3,5 y la posibilidad de grabar vídeo en alta definición. Un modelo perfecto para quien quiere una cámara sin demasiadas pretensiones pero tiene algo de curiosidad por la fotografía.

boton-compra

Fujifilm X-M1

cam-2

Las cámaras EVIL, compacta con objetivos intercambiables, cada vez son más comunes y desde hace un tiempo ya han dejado ser opciones exclusivas de gama alta. Este modelo, X-M1, de Fujifilm nos pone una propuesta modesta pero muy atractiva.

El kit incluye un objetivo de 16-50mm y es capaz de grabar vídeo Full HD. Es una gran cámara si lo que buscamos es un modelo de estas prestaciones y si, en el futuro, vamos a seguir invirtiendo en objetivos.

boton-compra

Sony Alpha 6000

cam-3

Una de las cámaras EVIL más interesantes de Sony. Con un sensor de 24,7 megapíxeles y una apertura mínima F/3,5, este modelo es uno de los más rápidos de su categoría y es muy atractiva si queremos una cámara algo más avanzadas y con pretensiones de hacer fotos más elaboradas.

Como en otras cámaras de Sony, gestiona muy bien el ISO y es capaz de ofrecernos un rendimiento soberbio en todo tipo de condiciones lumínicas. Una de nuestras favoritas y a la que más provecho le podemos sacar a la larga si compramos más objetivos. Este kit, por cierto, viene con un 16-50mm.

boton-compra

Fujifilm X-T1

 

cam-4

Fujifilm no ha tardado mucho en hacerse un hueco en las cámaras EVIL y la mejor prueba de ello es la X-T1. Una de las mejores en su categoría y, sí, con conectividad inalámbrica para que pasar fotos al móvil, el tablet o el ordenador sea un proceso sencillo y muy cómodo.

No os dejéis engañar por sus 16,7 megapíxeles. Puede parecer menos que otras pero el rendimiento de este sensor es sobresaliente. Una inversión algo elevada pero con la garantía de que tendremos cámara para unos cuantos años.

boton-compra

Sony Alpha 5100

cam-5

Un poco más modesta que la Alpha 6000, Sony tiene la 5100 con un objetivo de 16-50mm en el kit. Mantiene el mismo sensor de 24,7 megapíxeles y es un modelo de iniciación muy atractivo si queremos una cámara compacta de objetivos intercambiables.

La principal diferencia respecto a la 6000 las encontramos en la velocidad de enfoque y el ISO. Aquí el rendimiento de ambos baja un poco y, aún ofreciendo resultados excelentes, no son tan buenos como en el modelo más tope de gama de Sony.

boton-compra

Sony DSC HX400V

cam-6

Categorizada como una compacta, no hay que dejarse engañar por el factor forma que, a ratos, recuerda más a una cámara reflex. Sus 20,4 megapíxeles son de mucha calidad y su apertura mínima de f/2,8 es suficiente para conseguir fotos con luz en casi todas las circunstancias.

Es una cámara algo atípica pero si queremos una compacta grande y cómoda en mano es una cámara a tener en cuenta. Una buena inversión si queremos un modelo con garantías y que nos vaya a durar muchos años.

boton-compra

Samsung Smart Camera WB350F

cam-7

Samsung ha sido uno de los principales fabricantes en impulsar la categoría de cámaras compactas con conexión inalámbricas y es quizá quien tiene más experiencia en la materia. Un buen ejemplo de su buen hacer lo encontramos en la WB350F con un sensor de 16,7 megapíxeles y un zoom óptico de 21 aumentos.

Es una compacta para llevar siempre con nosotros y con una buena relación calidad precio. Además, es uno de los fabricantes que más ha apostado por la conectividad en cuanto a opciones: enviar al móvil, subir directamente a redes sociales o incluso verlas directamente en el televisor.

boton-compra

Olympus Stylus 1

cam-8

Si os decimos sin más que la Stylus 1 de Olympus tiene 12 megapíxeles podemos pensar que es una cámara más pero no. No os dejéis engañar por este dato ya que esta compacta con conexión inalámbrica ofrece unas especificaciones notables y se convierte en una opción a tener muy en cuenta.

Su objetivo tiene una distancia equivalente en 35mm a un 20-300mm con apertura mínima f/2,8. Es una compacta avanzada muy interesante y aunque hay más fabricantes reconocidos en el mercado, no hay que descartarla a la hora de comprar una cámara.

boton-compra

Panasonic Lumix DMC LF1

cam-9

Si lo que queremos es una cámara compacta para sacar fotos con mucha luz en todo momento, la LF1 es la que estamos buscando. Sensor de 12 megapíxeles, lente LEICA y un objetivo con un equivalente a un 28-200mm por lo que podemos fotografiar con muchísima profundidad

Su dato más atractivo: apertura mínima F/2 que nos garantizarán un rendimiento excelente tanto de día como noche. Algo más cara que otras compactas para llevar encima pero con una inversión más que justificada si queremos algo de más calidad.

boton-compra

Panasonic Lumix DMC TZ60EG

cam-10

Si la LF1 era para hacer fotos con mucha luz, la TZ60EG es para hacer fotos desde bien lejos. Su sensor de 18 megapíxeles es excelente y el zoom óptico de 30 aumentos es una pasada. ¿Lo mejor de todo? Que el equivalente en 35mm es un 24-720mm, único en el mercado.

Es una compacta avanzada muy interesante si lo importante para nosotros es el zoom. El resto de especificaciones son muy competitivas pero el valor diferencial lo encontramos en este aspecto.

boton-compra

Sony RX100 M3

cam-11

Para muchos expertos, la mejor cámara compacta avanzada. No es casualidad que la valoren tan bien. Sus resultados dejan con la boca abierta y dejan claro aquello de pequeña matona. Sus 20 megapíxeles son únicos en el mercado.

Puede que su zoom óptico no impresione (2,9 aumentos) ni su apertura mínima (f/2,8) pero los resultados que podemos obtener con ellos alcanzan una categoría que la eleva sobre el resto. Perfecta para amantes de la fotografía y para tenerla como compañera de viaje con una cámara más grande tipo reflex.

boton-compra

Panasonic Lumix FZ1000

cam-12

Otra cámara difícil de catalogar pero no por ello menos interesante. Es una compacta pero tiene más pretensiones de réflex con un cuerpo grande y cómodo que hacen que sea una de las cámaras más atractivas por menos de 1000 euros. Sus 20 megapíxeles son soberbios y cuentan con un gran aliado: 27-432 mm de objetivo.

Una cámara muy completa que además tiene algo que la hace única en esta categoría: puede grabar vídeo en 4K con resultados muy buenos. Una de nuestras cámaras favoritas de la lista y con la que tendremos equipo durante unos cuantos años.

boton-compra

Canon PowerShot G7 X

cam-13

Cerramos nuestra lista con la G7 X de Canon. Una compacta avanzada muy atractiva y versátil que, si te haces con ella en El Corte Inglés, te llevarás un kit de iniciación muy interesante, con funda incluida por cierto.

Su sensor de 20,2 megapíxeles y una apertura mínima de f/1,8 vuelven a demostrar que a Canon hay que seguir teniéndole en cuenta como una opción más. Una cámara todoterreno para quien las compactas convencionales ya le sabe a poco.

boton-compra

 


Etiquetas: