Empieza a ser más que un simple rumor la posibilidad de que Apple se introduzca definitivamente en la distribución de contenidos multimedia online más allá de la música, e incluso de su Apple TV. El soporte de visualización de estos contenidos será iTunes, aprovechando toda la cuota de usuarios existentes gracias al iPod/iPhone, en sus sucesivas versiones desde hace años.

La idea que se querría implantar sería la de pagar unos 30$ al mes para visualizar (que no oír, ya que la música no irá en esta tarifa plana) todo lo que se pueda durante ese intervalo de tiempo. Recordemos que este servicio no es un “descarga todo lo que quieras”, sino un “visualiza todo lo que quieras”, para salvaguardar los derechos de autor y para aplicar ese concepto de contenidos existentes en “la nube” de internet, cambiando el sentimiento de propiedad física sobre los contenido digitales.

Un incoveniente será la reacción de los propios operadores que dan servicio de internet, y en algunos casos de televisión sobre la línea de ADSL o cable, puesto que serían los responsables del servicio de su propia competencia en el pago por visión de películas, por ejemplo.

Sería paradójico ver como un servicio ajeno de videoclub sobre las líneas de acceso a internet, distinto al que distribuye de la propia operadora, acaba con el que ofrece el operador que proporciona el acceso. Los contenidos en streaming siguen abriéndose camino en la distribución digital.

Como era de esperar, la presencia de Steve Jobs dentro del holding de Disney Interactive como accionista mayoritario no era una mera ocincidencia. Poco a poco se va vislumbrando la lucha que se establecerá en un futuro no muy lejano con Sony, otro gigante propietario de contenidos multimedia.

Se abre la veda de los acuerdos entre distribuidoras que decidirá quién reinará en este mercado multimedia, que supondrá a ciencia cierta la muerte del Bluray como soporte de distribución, pasando a usarse como almacenaje personal nada más, en 10 años a lo sumo.


Etiquetas: