Ni en nuestras cábalas cabía. Si nos hubieran dicho hace unos años, cuando la TDT era aún un germen de idea que pululaba por cabezas visionarias, que Soria sería la provincia española pionera en la instalación de una nueva televisión digital probablemente nos habríamos echado a reír.

Con 183 municipios, 94.000 habitantes y un emplazamiento geográfico ignorado por muchos españoles este pequeño territorio castellano hizo ayer historia. Y es que aquella tele que tantos buenos ratos ha dado a los sorianos decía adiós para siempre, adelantándose en su “apagón anunciado” dos años al resto de ciudades nacionales. Tras dos meses de preparación la capital y 162 localidades recibían a la nueva tele, más pintona, elegante y definida que su antecesora.

Aunque la organización asegura que casi el 97% de la población ya se ha preparado para este cambio de “señal”, gracias también a que se ha intensificado los actos para personas mayores, discapacitadas o en riesgo de exclusión y que se han repartido ayudas monetarias y descodificadores entre los más necesitados, no es difícil preguntarse si aquellos abuelos que vivan en las pequeñas aldeas sorianas sabrán para qué sirve esta “tedeté”, qué hay que hacer para verla, qué es un dichoso descodificador y sobre todo a quien pedir cuentas cuando su vieja tele se “estropee” a partir de hoy y no puedan ver su programa favorito.

Pese a esta situación, que estoy seguro que se repetirá en más de un hogar Soria puede estar orgullosa.


Etiquetas: , , , ,