La semana pasada os hablamos de los ultrabooks, una nueva gama de portátiles muy ligeros y finos impulsada por Intel. Este concepto surge de la necesidad de tener una herramienta eficiente a mano y que no sea muy aparatosa para hacer todas esas tareas que no podemos realizar con otros dispositivos, como por ejemplo un tablet.

Estas navidades llegará la primera hornada de ultrabooks, y en Tecnología de tú a tú os queremos descubrir los secretos de cada modelo para que podáis conocer qué ofrece cada uno. Hoy os hablaremos de uno de estos pioneros: el Acer Aspire S3, un portátil con un acabado espectacular y que promete un rendimiento muy eficaz y sobre todo rápido. Veamos qué nos ofrece.

A simple vista Acer Aspire S3 impresiona por su acabado físico. El cuerpo de aluminio y magnesio le confiere una estética muy moderna y atractiva. Todos los acabados se han cuidado hasta el más mínimo detalle, lo que pone de manifiesto, una vez más, que los fabricantes asiáticos tienen mucho que decir en la tecnología de consumo.

En cuanto al tamaño y el peso, el Aspire S3 cumple con los cánones del ultrabook: fino y ligero. Su grosor en la parte más estrecha es de sólo 13mm y en la parte más gruesa de 17. En cuanto al peso, éste alcanza los 1,4 kilos, bastante más ligero que la mayoría de portátiles con Windows que hay ahora mismo en el mercado. La pantalla, de 13,3 pulgadas, apuesta por un tamaño intermedio ideal para quienes no quieren un portátil muy grande ni tan pequeño como un netbook.

En su interior nos encontramos con un procesador Intel i5 2467M diseñado específicamente para los utrabooks. En definitiva, dos núcleos a 1,6GHz que garantizan potencia más que suficiente para ofrecer un rendimiento muy bueno junto a los 4GB de RAM.

Otra de las grandes virtudes de los ultrabooks es la utilización de memoria sólida SSD. Este disco duro permite que el Aspire S3 tarde en arrancar unos pocos segundos, una velocidad que con los discos duros mecánicos resulta imposible de conseguir. Su capacidad es de 320 GB, una cantidad más que suficiente salvo que vayamos a almacenar muchos archivos y programas.

En cuanto al resto de componentes, el Aspire S3 cuenta con dos puertos USB 2.0, salida HDMI de vídeo, Bluetooth 4.0 y tarjeta de red inalámbrica para conectarnos a redes Wi-Fi. También cuenta con una tarjeta gráfica Intel HD Graphics 3000 que, de nuevo, es más que suficiente para un portátil.

Un dato importante: el Aspire S3 no cuenta con un lector de DVDs. Habrá gente que no eche de menos un lector de discos ópticos,  pero en cambio habrá otros que sí. Por ello es bueno subrayarlo para que lo tengamos en cuenta cuando vayamos a mirar portátiles y los ultrabooks nos llamen la atención.

Otra cuestión a tener en cuenta es la batería. Según la ficha técnica de Acer el Aspire S3 ofrecerá una autonomía de siete horas. Esta cifra variará en función del uso que le demos: no se consume lo mismo viendo películas o jugando, que navegando por páginas web o leyendo un libro con la conexión Wi-Fi apagada.

Respecto al software, el Aspire S3 viene con Windows 7 Home Premium y una batería de aplicaciones preinstaladas. A saber: Microsoft Office Personal 2007, Adobe Reader 9.1, McAfee Internet Security Suite…  Aplicaciones básicas que a más de un usuario les facilitará la vida.

Para acabar, hablemos de precios. El Aspire S3 ya está disponible a un precio de 799 euros, una apuesta agresiva con la que pretende luchar en este mercado y competir con otros modelos como el MacBook Air de Apple.

Puedes consultar disponibilidades y precios haciendo click aquí.


Etiquetas: ,