Los drones han revolucionado el mundo de la electrónica en los últimos años. Muchos usuarios que jamás habían tenido contacto con el mundo del aeromodelismo, ahora se animan a probar en este campo gracias a la llegada de estos pequeños dispositivos voladores.

Pequeños, adaptados a todo tipo de usos y veloces, los drones han supuesto una revolución no solo a nivel particular, sino también para muchas empresas u organizaciones que ven en estos aparatos soluciones perfectas para tratar temas y realizar acciones de lo más interesantes.

Más allá de la grabación de vídeo: drones para todo tipo de usos

dron2

Los drones actuales suelen despuntar en el mercado del mundo audiovisual. Gracias a estos pequeños vehículos no tripulados, podemos tomar todo tipo de planos aéreos de gran calidad, con un coste ridículo, en comparación a contratar un helicóptero para realizar esas tomas.

Pero muchas otras empresas y campos de investigación han visto el potencial con el que cuentan los drones: son capaces de acceder a zonas remotas o peligrosas, son rápidos, son pequeños y pueden colarse por cualquier lugar angosto.

dron1

No es de extrañar que los drones estén siendo la excusa perfecta para encabezar los proyectos más revolucionarios y variopintos que hemos visto en muchos años. Drones para conectar zonas de difícil acceso a la red, drones para erradicar plagas, drones para entregar paquetes, drones que salvan vidas transportando equipo de ayuda… Vamos a conocer mejor algunos ejemplos.

Un dron gigante para conectarse a internet

Aquila es el nombre que ha otorgado la famosa red social Facebook a este dron capaz de conectar una zona remota a Internet. Este dron, que tiene una envergadura de 34 metros de ala a ala (similar a la de un avión Boeing 737), es muy ligero y cuenta con 90 días de autonomía, gracias a los paneles solares que lleva adosados.

La forma de comunicar este drone con los sistemas que se encuentren en tierra, e incluso con otros drones, es usando la tecnología láser. Incluso trabajan en la creación de un nuevo láser capaz de transmitir decenas de Gb por segundo a 16 Km de distancia. Todo un avance.

Un dron para erradicar enfermedades y plagas

moscas

Un proyecto español también utilizará un dron para aportar un bien a una comunidad desfavorecida, y no solo en cuanto a recursos, sino también en cuanto a plagas y enfermedades: el país africano de Etiopía.

Este dron soltará miles de moscas macho esterilizadas para que copulen con las hembras de mosca tsé-tsé y logren reducir la población significativamente. Esta mosca es la responsable de transmitir tripanosomiasis africana, conocida como “enfermedad del sueño”, que es mortal si no se trata a tiempo.

Drones repartidores de mensajería y medicamentos

Empresas de reparto como DHL llevan años investigando con drones la forma en la que abrirse camino en el futuro de los repartos. Los drones, por su tamaño, y con un diseño especial que les haga potenciar su durabilidad, así como su autonomía, son perfectos para transportar paquetes o medicamentos de forma remota en áreas concretas: grandes ciudades, sitios de geografía complicada, etc.

Estos drones son capaces de transportar paquetes a una velocidad de 50 km/h, durante 90 minutos (que dura su batería), con un coste reducido, en todas direcciones y con total autonomía. Son ideales para que las empresas puedan prometer repartos rápidos a sus clientes.

Drones que se adentran en tormentas y huracanes

La NASA también ve un buen filón en el mundo de los drones. La formación de fenómenos meteorológicos como los huracanes o tornados pueden ser mejor estudiados si, directamente, nos adentramos dentro de un huracán real. Evidentemente, un humano no arriesgará su vida para tal cometido, pero, ¿por qué no usar drones para ello?

El dron HS3 es capaz de sobrevolar de forma segura estos fenómenos y estudiarlos mucho mejor que con simples imágenes lejanas.

Los drones policías

Si un criminal se da a la fuga durante la noche, es complicado para la policía seguirle la pista a pie sin más ayuda que su intuición y una linterna. Eso sí, si se cuenta con drones de última generación, la cosa cambia.

Por ejemplo, la policía del estado de Dakota del Norte, en Estados Unidos, fue capaz de cazar a 4 maleantes gracias al uso de un dron equipado con cámaras de visión nocturna. Lo que podría haber supuesto largos minutos, horas, e incluso la imposibilidad de atrapar a los culpables, se pudo resolver de forma muy rápida.

El dron vigilante de la playa

La empresa española Aeronáutica Drone desarrolló un proyecto realmente interesante: usar drones como asistentes para vigilantes de playa. Estos drones, equipados con un flotador que se infla automáticamente al tomar contacto con el agua.

Así se podrá ahorrar mucho tiempo a la hora de proceder a un rescate complejo, ya que el dron podrá recorrer a mucha mayor velocidad la distancia que separa la orilla de la situación del afectado para lanzar ese necesario flotador o salvavidas.

El dron-discoteca

Spotify también ha sabido sacar partido a los drones de una forma muy curiosa: convirtiendo uno de ellos en una discoteca autónoma y móvil. La excusa era usarlo en un festival donde los asistentes tenían la posibilidad de añadir una canción a la lista oficial del mismo.

El dron se paseaba por el recinto del festival cargado con altavoces de 450W listos para reproducir todas y cada una de las canciones que habían escogido los asistentes.

El selfie-dron

Si no te apetece cargar con el típico palo selfie para inmortalizar todos esos momentos especiales con el smartphone o cámara, ahora podrás hacerte con un dron selfie, concretamente el ROAM-e.

Este pequeño dron de tan solo 8,5 cm de tamaño usa una cámara de 5 MP y software especial para reconocer las caras que encuentre hasta 25 metros de distancia y seguirlas. También puede tomar fotos en 360 grados y transmitir vídeo en directo al smartphone.

Drones de carreras y luchadores

Como ocurre con todo tipo de evolución mecánica o tecnológica, al final acabamos midiendo su resistencia por simple fuerza bruta o por su velocidad. Así es como acabamos en competiciones tan peculiares como las de los drones de carreras, capaces de imitar las míticas carreras de vainas de Star Wars, aunque mucho más inmersivas.

También nos encontramos con competiciones como las peleas de drones, que pondrán a prueba la destreza tanto luchando como reparando de sus dueños, auténticos expertos en la materia.


Etiquetas: