Clemens Weisshaar y Reed Kram han instalado ocho grandes robots industriales en la plaza más célebre de Londres, Trafalgar Square.

Desde hoy y por una semana, hasta el próximo jueves, el público podrá utilizar los robots tanto presencialmente, en la propia plaza, como a través de Internet, para enviar gigantescos mensajes tridimensionales de luz.

La instalación, bautizada Outrace, es una producción del London Design Festival, realizada con la colaboración de Audi, que ha prestado los ocho robots, normalmente empleados en su fábrica de Ingolstadt.

Sin embargo, en este caso los sofisticados robots han sido programados para escribir y proyectar mensajes holográficos. De ese modo, tanto los transeúntes como el público remoto podrán controlar estos magníficos ejemplares de máquinas inteligentes enviando un breve mensaje a través de la web.

El mensaje será transcrito en tiempo real mediante la potente luz colocada en el brazo mecánico de cada robot, que utiliza LED y la tecnología del coche de carrera Audi R15 TDI, ganador de las 24 Horas de Le Mans.

A pesar de su forma y tamaño, los robots diseñan las letras en el espacio con extrema precisión y elegancia, y cuando han acabado el mensaje, este es inmortalizado por un sistema de cámaras de alta definición que lo convierten en un vídeo listo para compartir en las redes sociales.


Etiquetas: