Hace poco tiempo que Google, propietario de YouTube, se decidió a lanzar una versión de mayor tamaño de sus videos para poder ser reproducidos con una calidad aceptable en los servicios online de las plataformas de las principales consolas.

 A pesar de que el nuevo formato facilitaba la navegación y la accesibilidad desde el mando de la consola, la calidad de visualización no mejoraba de manera sensible. Debido en parte a estas limitaciones, se ha lanzado un nuevo formato, el XL, pensado para reproducirse mientras navegamos en el televisor de nuestro salón o en las pantallas de ordenador de gran tamaño.

La iniciativa de llevar YouTube al salón de casa viene apuntalada con dos novedades. La primera es la posibilidad de reproducción sin cortes cuando buscamos un video por temas, evitando la necesidad de recurrir al mando al ratón cada poco tiempo.

La segunda es la nueva aplicación vía android para convertir el móvil en un mando a distancia, siempre que cuente con emisor de infrarrojos. Con Android Gmote podremos controlar, además del televisor cualquier aparato que disponga de puerto IR.


Etiquetas: