Poco a poco, los convertibles se están transformando en las herramientas ideales para trabajar. Poder llevarlas a cualquier parte y ser tan ligeras y transportables las hacen el complemento ideal para cualquier entorno.

Desde su lanzamiento, Windows no ha cesado en encontrar errores, mejorar y potenciar algunos elementos y adaptarse al feedback de la comunidad. No en vano, recientemente han lanzado la actualización 10 Aniversario y en ella se ha revisado el motor de búsqueda —tocando sobre cualquier letra del alfabeto nos aparecen las aplicaciones que empiezan por esa letra— y se ha mejorado la seguridad.

¿Por qué debería interesarme Windows 10?

centro-modo-tableta

Windows 10 ya está instalado en 400 millones de dispositivos, en parte gracias a la opción de migrarse completamente gratis desde Windows 8. Es mucho más cómodo e intuitivo, tiene como meta resultar coherente con el ecosistema de Microsoft, ya estés frente a una Xbox One a un Surface o trabajando con la suite Office 365 desde un servidor.

Por ejemplo, podemos simplificar la barra de tareas, dejándola limpia de iconos; el teclado se abre automáticamente, podemos partir la pantalla en dos para optimizar el espacio visible, aumentar o disminuir el tamaño de los iconos y la barra de tareas con un simple gesto tipo pellizco con dos dedos.

Pero su diseño es mucho más inteligente de lo que parece: por ejemplo, aunque maximiza las ventanas por defecto, nos da la opción de crear una doble tab-bar en lugar de tratar de encontrar el borde de cada ventana. En su diseño, Microsoft ha sabido aprovechar las mejores ideas de sus competidores y llevarlas a su terreno. Por ejemplo, podemos cerrar aplicaciones arrastrando desde la parte superior, algo que tiene un toque un poco “Android”.

Un inicio prometedor

compatibilidad-png

Sólo hay que fijarse en el menú de carga, donde introducimos nuestro usuario y contraseña, para entender la mentalidad de Windows 10. En el denominado “Windows Hello” nos aparecen noticias en la esquina superior izquierda, aunque podemos variar su afluencia y posición.

En la esquina inferior izquierda tenemos, de mayor a menor, la hora, fecha, el icono de correos pendientes, los avisos de Skype, y la próxima fecha relevante del calendario, sea un festivo, una reunión o un cumpleaños. En el marco superior derecha podemos obtener información de la imagen que se nos muestra, votarla positivamente si nos gusta y, en la derecha, el icono del nivel de acceso a redes y el índice de la batería. De un plumazo, de una sola pasada, tenemos un montón de información importante.

Además, si como usuario saltas a Xbox One, la integración es total, todo lo aprendido te sirve. La aplicación SmartGlass comenzó como una segunda ventana. Ahora muestra toda la información del usuario, trofeos, etcétera. La mentalidad de Microsoft es unir sistemas. Un buen ejemplo está en la plataforma Xbox Play Anywhere: los juegos compatibles que compres en la consola puedes jugarlos en un equipo con Windows 10. Nuestro convertible también puede comportarse como una pantalla auxiliar, y este segundo usuario puede hacer capturas y subirlas a la cuenta OneDrive.

xbox-app-2

Multitarea de primer nivel

La multitarea ya no supone ninguna novedad a estas alturas, pero Windows 10 ha sabido adaptarla a nuevas necesidades. Me explico: en la izquierda de la pantalla o en la barra de tareas podemos localizar las aplicaciones abiertas. Si mantenemos el dedo pulsando alguna de ellas y después soltamos, se mostrarán en forma de galería, para elegir qué maximizar o qué cerrar al vuelo desde el menú contextual. Es como trasladar cada herramienta a una pestaña de un navegador para tenerlo todo centralizado.

Windows en escritorio opera bien, la interfaz de hecho es idéntica, pero no es tan ágil ni ofrece esta forma tan inmediata de encarar el uso de la multitarea. Y, desde e luego, está gustando cada vez más. A la vista están los imitadores que le están saliendo del tipo Tablet Market o Tablified.

¿Un navegador a la altura?

windows_features_overview_v2_3panelb_1

Soy un usuario que he pasado mi vida quejándome de Internet Explorer. Me parecía un navegador obsoleto, poco intuitivo, poco seguro, lento y con la inteligencia siglo pasado. Todo eso ha cambiado radicalmente con Edge. Y desde luego, está claramente pensado para convertibles. Ha batido todos los récords posibles en cuanto a optimización de la batería, lo que lo convierte en el navegador ideal para convertibles.

En primer lugar dispone de un modo lectura, que formatea el diseño de las páginas web para facilitar una lectura sin distracciones, algo que sus competidores sólo logran mediante plugins e instalaciones externas —haciendo más lenta la navegación—. El modo lectura además posibilita el etiquetado de páginas para su posterior lectura, creando una carpeta de favoritos. Sí, algo me dice que han aprendido trucos de Pocket, una de las mejores aplicaciones para este menester.

En segundo lugar, las capturas al vuelo. Podemos simplemente hacer una captura de pantalla, dibujar encima de ella y poner una nota, bien a mano, con Pen o bien con teclado. Y creedme, OneNote le da un buen repaso a Google Keep en cuanto a estética. Otro elemento de su simplificación podemos encontrarlo en su integración con Miracast. Para quien no lo conozca, la explicación es sencilla: tener una segunda pantalla espejo en otro dispositivo como, por ejemplo, un televisor.

stylus-2

Stylus Pen: la extensión natural del lapicero

En la actualidad, la mayoría de convertibles ofrecen la oportunidad de escribir sobre la pantalla bloqueada y guardar una captura, agilizando el flujo de trabajo. Tan sólo hay que pulsar el botón superior del lápiz y ponernos a dibujar o escribir. Rodeando un elemento concreto de la pantalla crearemos un recorte de la misma. Además, Windows 10 y algunas de sus aplicaciones externas, reconocen el texto escrito y lo convierten a escritura digital, de manera que se convierte en una forma rápida de redactar correos y, de paso, practicar nuestra caligrafía.

En la actualidad, músicos profesionales utilizan este tipo de herramientas para edición de partituras musicales, modistas profesionales recurren a estos lapiceros para dibujar sobre fotos o expresar ideas rápidamente. Las posibilidades de los pen compatibles enriquecen la experiencia: por ejemplo, pulsando el botón superior se abrirá Cortana, el buscador inteligente de Windows 10; pulsando dos veces realizamos una captura de pantalla. Y trasladar archivos de una carpeta a otra es tan sencillo como arrastrarlos con el pen y llevarlo a su nuevo destino.

El día a día: mail, calendario, sincronización

one-drive

Si vienes de otro sistema operativo tal vez te cueste más, pero Microsoft ha dispuesto todo lo necesario para cualquier tipo de usuario. Y cuando digo todo es todo. Podemos poner y quitar iconos a capricho. El sistema nos pide estar logueados en todo momento, eso sí.

Pero crear una cuenta ofrece sus ventajas. En primer lugar, disponer de un disco duro virtual de 5GB, para nuestro backup de documentos, capturas, notas e imágenes varias. Puede parecer poco pero la verdad es que los planes de OneDrive son los más económicos en la actualidad en relación calidad-precio: un paquete básicos de 50GB al mes está por 2 euros, o el que tengo instalado yo: por 7 euros te llevas 1 TB de almacenamiento, la Suite Office 365 con Word, Excel y PowerPoint, y la opción de instalarlo tanto en PC como en Mac.

Como decía, una vez nos logueamos, nuestro listado de contactos se sincroniza, y toda la información se vuelca al calendario. La interfaz del calendario es realmente limpia: podemos agrandar y disminuir el tamaño de los iconos en todo momento, conectar cuentas de iCloud, de Gmail o Yahoo, incluso Exchange. Una forma decentralizar nuestros diferentes usuarios online.

El mapa y el territorio

maps

Los mapas de Windows 10 heredan la base de datos de Bing y, este, a su vez, de Nokia. Este servicio es mejor a Google Maps: ofrece combinaciones de colores y señalización de carreteras de una forma más intuitiva, pensada tanto en conductores como usuarios de a pie.

Otro elemento superior respecto a la versión de escritorio la encontramos en la visualización y edición de fotografías. Con un simple toque podemos mejorar la saturación, luz, nitidez, contraste, etcétera. Es el “voy a tener suerte” de las fotografías. Estos cambios no se sobreescriben, sino que se guardan en una carpeta específica.

Si, por contra, pasamos de la pantalla táctil al teclado o al trackpad, la integración es total y directa. De hecho, el trackpad del actual Surface Pro 4 dispone de los accesos gestuales del modo tableta. Pasar de uno a otro es inmediato.

Una cuestión de seguridad

producir

Windows 10 se jacta de ser uno de los sistemas operativos más seguros existentes. Una cosa es cierta: el propio OS ofrece antivirus, un completo firewall, Defender y un sistema detector de antiphishing. Además, podemos activar un bloqueo seguro con cifrado en nuestro convertible, incluso pedir que nos envíe un correo cada vez que hacemos login en el sistema.

Así que sí, nos podemos olvidar de instalar un antivirus externo como primera tarea nada más adquirir nuestro convertible. Ya lo decíamos al principio: este es un sistema operativo completo, equipado con todo lo necesario para empezar a trabajar desde el día 1.

En esta página te presentamos la mejor selección de portátiles convertibles 2 en 1 con Windows 10 e Intel.