En no pocas ocasiones habrás pensado en tener un monitor extra
sobre tu escritorio para distribuir todas las ventanas que tienes
abiertas, pero te lo has acabado pensando mejor por el desembolso que
hay que realizar. Lo que te proponemos es una solución temporal, que te
permitirá tener una pantalla extra con un dispositivo Android, ya sea una tablet o un Smartphone. Sólo tienes que descargar una aplicación y tener una conexión WiFi.

El primer paso consiste en descargar ScreenSlider del Android Market para tu Smartphone o tablet. Una vez que lo hayas hecho tendrás que descargarlo también para el PC (http://www.celiocorp.com/screenslider/),
para lo que tendrás que dar una dirección de email, e instalarlo. Ambos
dispositivos tendrán que estar conectados a la misma conexión WiFi para
que todo fluya correctamente.

Ejecuta la el programa en tu PC y en tu dispositivo Android.

Cuando lo hagas en este último te pedirá que ingreses un nombre para el
dispositivo, elige el que consideres más apropiado. En el PC haz clic con el botón derecho sobre el icono en la barra de tareas y selecciona la opción “Find devices“.

Una vez que ejecutes este paso aparecerá una lista con los dispositivos
que puedes seleccionar. Normalmente sólo podrás elegir tu dispositivo
Android que quieres asociar así que haz doble click sobre él y te solicitará el código que puedes ver en tu Android, acepta los términos de uso y conecta ambos dispositivos.

Mientras se produce la conexión, no debe tardar, no podrás hacer nada
sobre tu Android, después tendrás una pantalla un poco más grande. Esta
aplicación está más pensada para tablets, que pueden darte
mayores posibilidades aunque siempre serán temporales dadas las diez
pulgadas que tienen las mayores tablets. Al menos si te servirá para seguir procesos que normalmente tienes que minimizar y que ahora tendrás a la vista.


Etiquetas: , ,