Dos aficionados de Apple tuvieron la idea de casarse nada más y nada menos que en la Apple Store de la quinta avenida, en la ciudad de Nueva York.

La pareja tiene su motivo: según dicen ellos, se conocieron en una de las tiendas de Apple y compartieron sus aficiones a los productos de Apple, y finalmente dicidieron que ese sería el lugar de su boda.

Para llevarlo a cabo: la pareja, el juez y los invitados tuvieron que colarse rápidamente en la tienda y celebrar la boda sin entretenerse, ya que este tipo de acciones no son autorizadas por el personal de la tienda.

Para más inri del frikismo, el juez que casa a los novios está vestido tal y como suele aparecer Steve Jobs en sus presentaciones: jersey de cuello alto de color negro, tejanos y zapatos deportivos.

Sin duda, una iniciativa nunca vista antes, que los empleados de Apple no tuvieron más remedio que dejar que se celebrara. Esto es frikismo… ¡jeje!


Etiquetas: , , ,