Cuando Jerry Yang presionaba a Microsoft unos meses atrás para conseguir 37 dólares por acción, poco podía imaginarse él mismo, que la oferta de 33 dólares por acción, no sólo hubiese sido buena, sino que además le hubiese permitido salvar su posición en la compañía que él mismo fundó con su compañero de la Universidad de Standford David Filo.

Y es que tan solo unos pocos meses después, y tras un acuerdo infructuoso con Google, y tras tratar de llegar a un nuevo acuerdo a la desesperada con Microsoft, la compañía con sede en California ha tenido que compreobar como el valor bursátll de la compañía no ha dejado de caer, hasta situarse en 10,63 dólares.

Estos malos resultados bursátiles, acompañados con la crisis en la que está envuelta Yahoo, y las intensas presiones de la cúpula directiva, han llevado a Jerry Yang a dimitir de su cargo como director ejecutivo, y así facilitar una sucesión que pueda traer nuevas ideas y soluciones a la compañía. Sin embargo, su dimisión no implica su desaparición de la compañía, pues Jerry Yang continuará como miembro de la directiva.


Etiquetas: , ,