Hasta el año pasado aún no quedaba muy clara la victoria entre los formatos de alta definición con soporte físico. HD-DVD y BluRay se disputaban la corona, mucho dinero en juego y dos gigantes enfrentados. Sony, aprovechando PS3 como medida de implantación sigilosa de su formato BluRay y haciendo uso de Sony Pictures al evitar la distribución de sus películas en HD-DVD, y por otra parte Toshiba (con Microsoft a la sombra, de aliado) intentando negociar con las grandes distribuidoras de películas para atraerlas hacia el HD-DVD. EL resultado de la guerra de formatos todos lo sabemos, y ocurrió cuando Warner definitivamente hizo público que abandonaba su distribución en ambos formatos para dedicarse en exclusiva al BluRay a finales del pasado año.

Sea como fuere, Toshiba intentó por todos los medios evitar en lo posible facilitar la extensión del formato rival al no integrarlo en sus ordenadores portátiles. Ahora, se aventura a lanzar su primer portátil con BluRay allende las tierras orientales en primer lugar. De igual forma saldrá a la venta su primer reproductor independiente del formato de Sony.

En Octubre el portátil hará acto de presencia, mientras que el reproductor lo hará en Noviembre en tierras europeas, en Japón lo hará con posterioridad de forma sorprendente.
En tecnología no hay torre que no pueda sucumbir, lo hizo Sony con su formato de video Beta, Sega en el mundo de las consolas, Toshiba frente al BlueRay, y Sony probablemente frente al sistema de distribución online.

El futuro del ocio digital reside en la difusión de contenidos a través de internet y a la carta, pero hay que desarraigar aún al usuario de su “cariño” hacia el soporte físico que da la sensación de posesión de lo adquirido.


Etiquetas: ,