26835869440_705e558733_o

Según reza el refranero popular, “el saber no ocupa lugar”, pero no ocurre lo mismo con la tecnología que sí que ocupa espacio, pesa y, además, suele ser delicada y frágil.

Si el uso de la tecnología se ciñe al ámbito doméstico, no supone mayor problema. Pero si eres de los que gustan de disfrutar de la ciudad, los viajes, el deporte o cualquier otra actividad al aire libre, no está de más buscar propuestas tecnológicas que hagan más llevadera su carga.

La buena noticia es que ya hay excelentes opciones en las que se aúnan tanto ergonomía y ligereza con una elevada calidad tecnológica, tanto en funcionalidades como en rendimiento o robustez. La mala noticia es que estas opciones suelen ser entre algo más y muchísimo más caras que las soluciones convencionales.

Así pues, partiremos de la base de que usar tecnología ligera y compacta supondrá un desembolso adicional de dinero. El objetivo es “hacer una maleta techie” lo más adecuada como sea posible a un estilo de vida dinámico y viajero para un usuario entusiasta que no quiere (o no puede) prescindir de la tecnología en su día a día.

En última instancia es posible minimizar hasta límites impensables solo hace unos años el peso y el espacio ocupado por la tecnología en nuestros viajes y desplazamientos. Tendremos que hacer un desembolso mayor, pero a cambio disfrutaremos de una calidad y un rendimiento elevados en cualquier momento y lugar.

Los elementos básicos

Como tecnologías esenciales para llenar esta maleta digital haremos una primera selección basándonos en las actividades que más se benefician de la tecnología, y eligiendo diferentes categorías de productos.

Por ejemplo, como instrumento todoterreno para la productividad en nuestros desplazamientos estaría el portátil. Las tabletas son más ligeras y con más autonomía, pero no permiten usar aplicaciones de autoría multimedia, por ejemplo. Y el teclado suele ser peor, con un rendimiento muy bajo. En este caso podremos elegir entre portátiles 2 en 1 o los Ultrabooks.

7166557737_7a3f7940f2_o

El segundo elemento todoterreno de nuestro equipaje es el smartphone. Un smartphone solvente, con una buena capacidad, una cámara luminosa y ágil con opciones de grabación de vídeo y bien hecho, preferiblemente resistente al agua y con carga rápida. La tableta se queda fuera de la ecuación al ser redundante y quedarse en una especie de tierra de nadie entre el smartphone y el ordenador portátil.

La cámara es otro de los elementos esenciales. Una cámara capaz de grabar vídeo y hacer fotos, resistente, rápida, preferiblemente con un sensor de tamaño APS-C o Full Frame. Puede ser compacta, CSC o SLR dependiendo de lo importante que sea la fotografía para nosotros.

Además de la cámara “principal”, puedes añadir otra especializada para grabar vídeos 360 o escenas de acción. Este tipo de cámaras son sumamente compactas y resistentes, por lo que no suelen ocupar demasiado espacio.

gopro-hero-4-session-precio

Para el capítulo de la energía, es sumamente recomendable disponer de un adaptador de toma de corriente para diferentes países. Además, no sobrará tener un powerbank con una capacidad media. Ni muy escasa, que no dé ni para una carga del móvil, ni muy elevada que suponga cargar con demasiado peso.

También es interesante tener un buen dispositivo para almacenamiento externo de documentos o archivos. Preferiblemente un disco duro SSD externo. Y sin olvidarnos de los cables correspondientes. De USB a microUSB es básico. A este tipo de cable puedes añadir otro USB-C a USB-C así como un adaptador de microUSB a USB-C.

tm-adpt-ctmb_02

Para nuestras cámaras y teléfonos no te olvides de comprar tanto tarjetas microSD como SD para tantos dispositivos como tengamos, sea cámara, cámara de acción o 360 y smartphone. Además, asegúrate de que tengan una velocidad de transferencia acorde a lo especificado en la cámara que vayamos a usar. Llegados a este punto, si nuestro portátil no tiene lector de tarjetas integrado, tendremos que adquirir uno.

Recuerda también llevar unos buenos auriculares manos libres contigo y un reloj cuantificador de actividad si a tus recuerdos quieres añadir apartados como el de la actividad física realizada durante nuestros periplos.

En el apartado del transporte de esa tecnología, lo ideal es elegir una mochila principal donde quepa tanto nuestro equipamiento tecnológico como la ropa y documentos. Además de la principal, podremos llevar una auxiliar para transportar el equipo fotográfico, de menor tamaño. De este modo, tendremos una mochila perfecta para movernos por nuestro destino sin tener que usar la mochila grande, que podremos dejar en el hotel o el lugar donde estemos hospedados en nuestros viajes.

Portátiles, ligeros y potentes

En el capítulo del ordenador, la tecnología ha puesto en nuestras manos modelos de portátiles con pesos de incluso menos de 1 Kg con un rendimiento notable y capaces de enfrentarse a la edición de fotos y vídeos sin mayor problema.

Como candidatos naturales tendremos equipos Ultrabook o los convertibles 2 en 1 con una pantalla de 13’’ o menor. Los Ultrabook no necesariamente tienen que tener pantalla táctil, mientras que los 2 en 1 permiten tanto su uso como tabletas como su uso como portátiles.

samsung-2-in-1

Detalles como el tamaño del alimentador también son interesantes, de modo que sean ligeros y compactos para que no añadan un lastre excesivo a nuestro equipaje tecnológico.

El alimentador de corriente es recomendable llevarlo siempre encima ya que, si bien estos ordenadores son ligeros y potentes, su autonomía no es fácil que supera las 5 horas con un uso medio, o las tres horas con un uso intensivo. Así, tendremos que llevarlo con nosotros constantemente si no queremos quedarnos “colgados”.

En esta gama puedes encontrar Ultrabooks de 1 Kg de peso con teclado y procesadores Intel Core de séptima generación, o 2 en 1 de apenas 1,2 Kg de peso incluyendo teclado, con pantalla táctil y puntero digital de precisión. Son productos especialmente notables en estas categorías que dan una idea sobre lo que se puede conseguir en estos tiempos en lo que a ligereza y tamaño se puede conseguir.

El smartphone es la nueva tableta

A la hora de elegir un smartphone, lo ideal es que tenga un tamaño de pantalla ni muy grande ni muy pequeño (5,5” es un tamaño óptimo), con un procesador de última generación, cámara de 12 a 16 Mpx con una apertura generosa entre F1.7 y F2.2, así como posibilidades de ampliación mediante tarjetas microSD y una autonomía lo más prolongada como se pueda.

mate-9_champagne-gold-front-back

Si la fotografía es especialmente interesante, recuerda que hay modelos que añaden funcionalidades interesantes a través de la doble cámara trasera, ya sea añadiendo un gran angular o mejorando el comportamiento en la captura de fotos en blanco y negro. El zoom no es tan interesante, especialmente si se trata de un modesto 2x.

Si el tamaño de la pantalla está entre 5,5’’ y 6’’, podremos usar el móvil como sustituto de una tableta sin demasiado problema. Y así, nos libramos de tener que cargar con otro dispositivo.

Lo recomendable a estas alturas es que el conector sea USB-C, con batería de carga rápida, construcción robusta con carcasa metálica y resistencia al agua y al polvo.

La cámara, fotos y vídeos para registrarlo todo

Los smartphones pueden ser suficientes para capturar imágenes y vídeos durante nuestros viajes, salidas o periplos en la ciudad o el campo. Tienen calidades elevadas superiores a las de cámaras compactas dedicadas en las gamas de entrada más básicas y para usuarios medios bastaría como instrumento fotográfico ligero, versátil y compacto.

Si la fotografía te importa más, el móvil no bastará. Su sensor es pequeño y no es capaz de competir con cámaras de más entidad con sensores de mayor tamaño y ópticas más ambiciosas.

rx1rii_right_front

Aquí tenemos varias opciones. Las cámaras compactas de ópticas fijas con sensores APS-C o Full Frame son una propuesta que merece tener en cuenta si priorizamos el tamaño y el peso. Fujifilm o Sony son ejemplos de fabricantes que cuentan con este tipo de cámaras.

Si vamos a cámaras zoom, las que tienen un sensor de 1’’ también pueden ser una solución de compromiso entre calidad, versatilidad, tamaño y peso. Canon, Sony o Panasonic cuentan en sus gamas de productos con este tipo de soluciones.

Si la óptica es importante, tendremos que ir a las cámaras CSC, sin espejo o de sistema, o incluso a las SLR digitales. En ambos casos tendremos la posibilidad de cambiar los objetivos y podremos elegir entre un buen número de posibilidades, ya sean grandes angulares, teles, macros u ópticas fijas. En las ópticas fijas podremos elegir modelos especialmente delgados, los llamados “pancakes” (tortitas) con los que conseguiremos que incluso una SLR digital se pueda manejar y guardar con una gran comodidad.

canon_40mm_f_2_8_ef_pancake_870179

Las cámaras SLR más recientes se han hecho más ligeras, compactas y añaden conectividad e incluso GPS. La ventaja de las SLR es la de tener propuestas con sensores de tamaño completo, mientras que en las CSC lo habitual es tener sensores APS-C o micro cuatro tercios. Estos últimos son más pequeños que los APS-C, por lo que la calidad será algo menor.

En estas gamas, la grabación de vídeo será Full HD o 4K dependiendo del modelo concreto. La calidad será suficiente para la práctica totalidad de los casos en los que tengamos que grabar vídeo.

Cámaras de acción y 360

Las cámaras de acción y 360 son especialmente interesantes como complemento para una cámara de fotos convencional. Estas cámaras suelen usar angulares muy amplios para facilitar el encuadre y el seguimiento de la acción, por no hablar de las 360 que, sencillamente, lo graban todo a su alrededor.

lg-360-cam

Son cámaras pensadas sobre todo para capturar vídeo, aunque también hacen fotos, por supuesto. Su tamaño es muy compacto y ligero, y no es mala idea llevar una encima para conseguir perspectivas únicas de nuestras experiencias.

Además, suelen estar bien preparadas para resistir golpes, lluvia o polvo e incluso la inmersión a decenas de metros. Eso sí, no te olvides de llevar, como mínimo, un monopod para manejar la cámara de un modo más ágil y creativo.

Almacenamiento, la piedra angular

De todos nuestros dispositivos tecnológicos, los que tienen que ver con el almacenamiento son de vital importancia. En ellos guardaremos prácticamente todos los contenidos y documentos que vayamos recopilando en nuestros periplos y por ello, tienen que ser dispositivos fiables y robustos.

Para ello, nada mejor que un buen disco externo SSD, con carcasa con un cierto grado de resistencia a golpes. Un disco que no necesite alimentación auxiliar y que en un momento dado nos sirva también para conectarlo a un móvil mediante USB OTG.

mu-ps1t0b-ww-614217-0

Para nuestros dispositivos móviles y cámaras los soportes serán de tipo SD o microSD. En las cámaras SLR también puedes encontrar ranuras para tarjetas Compact Flash, aunque generalmente compartida con otras de tipo SD.

Lo ideal es equipar a cada dispositivo, sea el smartphone o las cámaras, con una tarjeta de memoria SD o microSD adecuada a sus características. Concretamente, algunas cámaras que graban en formatos 4K o disparan en ráfagas, necesitan de tarjetas muy rápidas para que sean capaces de grabar en estos formatos.

Energía, el powerbank es nuestro aliado

Para la energía, lo esencial es disponer de un powerbank con una capacidad de unos 6.000 mAh. Recuerda que a la capacidad nominal hay que restarle un 15% – 20% en concepto de pérdidas. De este modo, un powerbank de 6.000 mAh puede quedarse en unos 5.000 mAh efectivos. Tenlo en cuenta a la hora de elegir uno.

Con esta capacidad tendremos para cargar el móvil una vez así como nuestros pequeños dispositivos, tales como un smartwatch o una pulsera cuantificadora de actividad o incluso una cámara de fotos que se cargue mediante USB.

stone_1

Otros elementos que tenemos que llevar, relacionados con la energía son, desde un adaptador universal para la toma de corriente, hasta cargadores para el smartphone que sean compatibles con funcionalidades como la carga rápida si es el caso. Un adaptador de microUSB a USB-C es también útil en estos tiempos. o de microUSB a Lightning de Apple.

La mochila, con la tecnología a cuestas

En un escenario de convivencia con la tecnología, lo ideal es olvidarse de la maleta. No tendremos que facturar en los aeropuertos, podremos tener las manos libres para hacer otras cosas sin más que cargar la mochila a la espalda y, bien organizada, tendremos espacio para lo esencial.

La elección de la mochila parte de la necesidad de tener un espacio dedicado para nuestro portátil. Si es de 13’’ o menos, podremos compartirlo con accesorios como el cargador, por ejemplo, dejando el hueco principal de la mochila libre para llevar la ropa mínima necesaria, el neceser y un calzado ligero. Los bolsillos laterales y frontal serán el lugar donde llevemos accesorios.

slingshot_edge_3_rgbb

Para el material fotográfico, tendremos que hacernos con una mochila pequeña y ligera que sea considerada como equipaje de mano en los aviones, de modo que no tengamos que facturarla. En una mochila así podremos llevar incluso una SLR con un objetivo extra y nos sobrará espacio para meter el powerbank, algunos cables y los soportes de almacenamiento, pongamos por caso.

Es deseable que la mochila principal cuente con una cubierta de quita y pon para la lluvia, así como fijaciones en el pecho y la cintura. La mochila secundaria, además de la cubierta para la lluvia, mejor si se puede llevar cruzada. De ese modo seguiremos teniendo las manos libres incluso con las dos mochilas encima.

Otros accesorios

Antes hablábamos de los cuantificadores de actividad como un accesorio interesante. Especialmente si queremos llevar cuenta de nuestros desplazamientos y actividades como parte del “diario de a bordo”.

De especial interés son cuantificadores como los de Fitbit, que permiten usar el GPS del smartphone para registrar actividades cotidianas. De ese modo, la autonomía del cuantificador no se resentirá y podremos seguir disfrutando de 5 o 6 días de batería.

Un lector de tarjetas de memoria, un concentrador USB, carcasas y fundas para el smartphone son también posibles elementos útiles. Depende de nuestras necesidades concretas y puntuales. No te olvides de unos buenos auriculares de botón o in-ear (perfectos para aislarnos del ruido en un vuelo, por ejemplo) con manos libres integrado. Los inalámbricos no siempre serán óptimos, así que mejor con cable de toda la vida.

Ligeros y tecnológicos

Estas pautas son únicamente un punto de partida para movernos por los escaparates de las tiendas yendo un poco “a tiro fijo” o con una idea más aproximada de lo que podremos encontrar actualmente para equiparnos.

14908032439_0f64dd2089_k

A modo de ejemplo, decir que es posible, con este planteamiento, viajar a Estados Unidos sin facturar maleta y llevando encima dos móviles, convertible, una cámara SLR EOS 7D con un objetivo 24 – 105 y otra fija de 35 mm, lector de tarjetas, powerbank y hasta un ratón inalámbrico para usar aplicaciones tales como Photoshop de un modo más ágil. Con una configuración similar fue posible hacer varias etapas del Camino de Santiago, desde Villafranca del Bierzo hasta Santiago en cuatro días de caminata intensiva.

Es cierto que eran viajes de un máximo de cuatro días, eligiendo como calzado mocasines ligeros y flexibles o prendas de ropa “casual”, pero en ningún momento echamos de menos tecnología alguna y la comodidad y agilidad en los desplazamientos fue máxima.

Surface Pro 4 12,3” 256 GB Intel Core i7 6650U

surface-pro-4-123-256-gb-intel-core-i7-6650u

Un equipo 2 en 1 potente, ligero y sumamente versátil que cabe en cualquier mochila y además puede usarse como tableta. toda una navaja suiza para nuestros desplazamientos. Además, es robusto y preparado para durar.

 Surface Pro 4 12,3'' 256 GB Intel Core i7 6650U

HP 13,3” Envy 13-ab009ns Intel Core i5-7200U

hp-133-envy-13-ab009ns-intel-core-i5-7200u

Un ultrabook versátil y compacto que combina un buen rendimiento con un tamaño y peso óptimos para movernos con él a todas partes.
 HP 13,3'' Envy 13-ab009ns Intel Core i5-7200U

Samsung Galaxy S7 Edge Plata 32GB

samsung-galaxy-s7-edge-plata-32gb

Este terminal combina buen tamaño, carga rápida, diseño y acabados de calidad, cámara rápida y versátil, junto con protección frente al agua y al polvo y posibilidades de expansión. Un smartphone óptimo para nuestros viajes. Samsung Galaxy S7 Edge Plata 32GB

Huawei Mate 8 Blanco

huawei-mate-8-blancoSi la batería es lo que más valoras, este terminal es capaz de funcionar más de un día sin problemas sin necesidad de carga alguma. Su sucesor, el Mate 9, suma la mejora en la cámara con tecnología dual.
 Huawei Mate 8 Blanco

Sony Alpha 6300 con montura E y objetivo SEL-P1650

sony-alpha-6300-con-montura-e-y-objetivo-sel-p1650

Calidad fotográfica y tamaño, todo en un modelo que cuenta con un sensor APS-C y ópticas intercambiables. Una cámara que hará más fáciles nuestros viajes.
 Sony Alpha 6300 con montura E y objetivo SEL-P1650

Fujifilm X70 de 16 MP

fujifilm-x70-de-16-mpTambién con sensor APS-C, esta cámara reduce su tamaño y peso usando una óptica fija de 28 mm. Es una cámara perfecta para urbanitas o para quienes no desean renunciar a la calidad pero en un tamaño de cámara compacta.

Canon EOS 5D Mark IV Cuerpo

canon-eos-5d-mark-4Si la calidad es la prioridad, la nueva Mark IV de Canon conjuga conectividad, sensor de altísima calidad, grabación 4K, GPS y un tamaño y peso moderadamente comedidos. Si eliges ópticas que no ocupen mucho espacio ni pesen demasiado, puedes encontrar el equilibrio perfecto entre movilidad y calidad.
 Canon EOS 5D Mark IV Cuerpo

Emtec X600 512 GB, USB 3.0

emtec-x600-512-gb-usb-3-0Los discos externos SSD son la solución perfecta para almacenar nuestros datos mientras estamos de viaje. Son robustos, ligeros y no necesitan alimentación.

Power Bank SBS 6200mAh

power-bank-sbs-6200mahCon una capacidad de 6.200 mAh tendremos carga de sobra para llenar una vez nuestro móvil y sobrará energía para el cuantificador de actividad o incluso la cámara de fotos si se carga mediante USB.
 Power Bank SBS 6200mAh

Fitbit CHARGE 2 Negra Pequeña

fitbit-charge-2-negra-pequenaUn cuantificador que puede hacer las veces de reloj. Aprovecha el GPS del móvil para registrar nuestros movimientos en caso de que queramos guardar una ruta o un paseo a modo de recuerdo, por ejemplo.
 Fitbit CHARGE 2 Negra Pequeña

Thule Crossover Backpack

thule-crossover-backpack

Una mochila donde podremos transportar tanto el portátil como un equipamiento de viaje mínimo para desplazamientos de unos días. Así, no tendremos que facturar y la tecnología viajará segura.
 Thule Crossover Backpack

 

En Tecnología de Tú a Tú | Guía para comprar una cámara 360


Etiquetas: ,