Después de escuchar varios rumores sobre un MacBook en aluminio, ya es oficial. La nueva carcasa es su elemento más llamativo, de una sola pieza de aluminio, pesa muy poco y le confiere una gran consistencia y una sensación de robustez al tocarlo.

Es casi el mismo modelo que la del MacBook Air. Otro novedad es la inclusión de una tarjeta gráfica Nvidia 9400M que hace que se multiplique por cuatro la potencia y reproduce holgadamente cualquier aplicación gráfica.

La versión Pro utilizará tarjeta 9600M-GT que le proporcionará un plus de rendimiento a costa de sacrificar una hora de batería si se utiliza al cien por cien. El trackpad se ha hecho más grande y su uso será muy similar a la pantalla táctil del iPhone.

Se pueden utilizar varios dedos a la vez y la forma y posición al tocarlo nos permitirá ejecutar varios comandos distintos. La pantalla contará con retroiluminación LED que permite que consuma un treinta por ciento menos de batería y el encendido será casi instantáneo.

Esta tecnología hace posible además prescindir de mercurio en su fabricación, elemento muy dañino en el medio ambiente. La ecología ha sido otro de los aspectos cuidados, prescindiendo, además del mencionado mercurio, de PVC y arsénico, que estaban presentes en modelos anteriores. Esta iniciativa ya ha sido premiada con alabanzas de varias organizaciones pro medio ambiente.

Por contra, no hay sorpresas en el aspecto económico, ni buenas ni malas. Los antiguos modelos no bajarán de precio, a excepción del McBook blanco, y los nuevos modelos se venderán a un importe similar, podremos hacernos con uno desde 1150 euros. De todos es sabida la particular conversión dólar/euro que practica Apple. Y si, siguen siendo una delicia para la vista.


Etiquetas: , , , ,