A medida que la tecnología avanza, cada vez es más común que cosas que antes solo estaban en la cabeza de los amantes de la ciencia ficción y los guionistas de Hollywood, poco a poco puedan tener visos de llevarse a cabo. Este es uno de esos casos, el desarrollo de un casco que simulará sensaciones y vivencias que técnicamente serán indistingibles de las reales.

Hasta el momento, la realidad virtual únicamente permitía estimular algunos sentidos por separado, por lo general la vista y el oído, suponiendo estos su límite. Pero esto puede cambiar en un futuro muy cercano gracias a un proyecto desarrollado por universidades británicas con el que se podría llegar a estimular los cinco sentidos a la vez.

Esto supondría estar hablando de realidad virtual “real”, usando un juego de palabras, pues podríamos vivir en primera persona un viaje desde el sofá de nuestra casa o ser el protagonista de la última película de acción. El casco tiene una enorme pantalla en la que se visualizarían las imágenes y unos auriculares que recogerían los sonidos.

Se complementaría con unos guantes con los que se generaría una experiencia táctil, y un sensor que se introduciría en la boca y provocaría los sabores. Por ahora, se trata únicamente de un proyecto, pero puede convertirse en realidad en un plazo de cinco años, si se consigue la financiación que se precisa, y finalmente logran llevarlo a cabo. Esta innovaciónpodría tener múltiples aplicaciones en el mundo empresarial (permitiendo celebrar reuniones virtuales desde distintos lugares físicos), en el de la educación (permitiendo a los niños hacer viajes en el tiempo, y aprender la historia de una forma nunca antes vista) o en la medicina (posibilitando la realización de operaciones virtuales, reproduciendo olores y texturas, o hacer seguimientos de operaciones a distancia).