El 2009 es el año de los 45 nanómetros, mientras que el próximo 2010 será el de los 32 nanómetros para los dos grandes fabricantes. Intel y sus Westmere, y AMD y sus por ahora desconocidos futuros procesadores. En cuanto a los Westmere de 32 nanómetros ya parecen estar en un desarrollo muy avanzado, con lo que se espera que puedan estar en las tiendas para principios del 2010.

Mientras otros fabricantes (nadie sabe que planea AMD) dicen que tras los 32 nanómetros irán a los 28, Intel podría dar el salto directamente a los 22, ganando así una clara ventaja frente a sus principales competidores. A la plataforma de Intel en 22 nanómetros podrían llamarla Sandy Bridge, y quizá tengan cierto parecido con los Westmere, que inicialmente se lanzarán en 45 nanómetros pero que unos meses más tarde llegarán ya con los 32 nanómetros.

Entre el conjunto de mejoras que se espera de la evolución de la fabricación en 32 nanómetros hacia los 22 está en una mayor potencia como consecuencia de una mayor densidad de transistores, menor consumo energético y un menor calor generado en prácticamente todos los aspectos. Pero eso es el futuro, por el momento centrémonos en los 45 nanómetros, luego vendrán los 32, y ya llegarán los 22.


Etiquetas: