Sus creadores lo han presentado en la universidad de Harvard, y afirman que se trata de un buscador con unas características que lo hacen único en su clase. Parece ser capaz de reconocer sintaxis humana para responder a preguntas y oraciones sencillas, sin necesidad de adaptarnos al lenguaje máquina. Interpretará el deseo del usuario y ofrecerá para ello diversas respuestas dependiendo de la cadena de preguntas previas.

El doctor en física Stephen Wolfram es el director y cabeza visible de este proyecto, y ha definido al buscador como un motor de inteligencia computacional, ya que es capaz de cruzar datos mediante inteligencia artificial. Esto significa que no se va a limitar a unos resultados, sino que también nos proporcionará datos relacionados con esos resultados y las preguntas que le hemos realizado. De momento y antes de mostrar las primeras pruebas, ha levantado gran expectación, y ya ha sido tildado por varios periódicos británicos como el “asesino de google” o “lo que cambiará la red para siempre”. Veremos.


Etiquetas: