Startup Stock Photos

Siempre pasa lo mismo: cada vez que vamos a adquirir un nuevo equipo, ya sea un coche o un ordenador, nos encontramos con el viejo debate: ¿me compro el más barato, me espero para conseguir algo mejor, o voy a por el tope de gama y punto?

Este proceso de selección es realmente agotador: hay que comparar entre un montón de opciones y parece que siempre estamos dejando escapar algún detalle. Sobre todo cuando optamos por un equipo de bajo presupuesto.

Sabiendo dónde gastar

trabajando

Ir a por la opción más económica no tiene nada de negativo, pero hay que saber hasta dónde podemos “bajar”. Hay que tener en cuenta que, en un ordenador portátil, un par de gigas extra de RAM puede ser un elemento diferenciador. No hay nada peor como comprar ese portátil con el que no llegas al final del día y que, por unos pocos mAh, podrías pasar todo el día fuera sin preocuparte por la batería.

¿Y qué hay de la pantalla? En un ordenador portátil unos pocos euros determinan si tendrás un equipo con pantalla anti reflejos o si tendrás que sufrir con una resolución mediocre. ¿Quién quiere una resolución de 1360×768 píxeles cuando en los móviles actuales ya contamos con FullHD?

Hoy día es fácil encontrar equipos muy rentables y competentes. Sólo hay que saber buscar el todo-terreno que mejor se ajuste a nuestras necesidades.

¿Dónde está el equilibrio perfecto?

Buen rendimiento

Vayamos al grano. ¿Qué necesitamos para que un equipo esté a la altura de nuestras expectativas? Pongamos que queremos jugar a ese gran clásico que es ‘Skyrim’, o que queremos trabajar con la suite de Office al completo, sin bloqueos repentinos y que, de paso, nos gusta tener en navegador abierto con 10 pestañas diferentes, ver vídeos en Youtube y consultar nuestras redes sociales.

Vamos a intentar marcar dónde está el mínimo para que puedas disfrutar de estas opciones sin problemas:

Pantalla

Esta es fácil. No nos conformemos con menos de 1920×1080 píxeles. Tal vez te parezca demasiado para una pantalla de 13-15 pulgadas, pero cuando veas cómo se pixelan las imágenes mientras haces una simple búsqueda en el navegador, o cómo se produce un horroroso efecto “ghosting” mientras haces scroll en Facebook, entenderás la razón por la que el FullHD es la solución.

Y, por supuesto, si puede ser de iluminación WLED en vez de LCD, mejor que mejor: tendrás un contraste más definido y tus ojos se sentirán más cómodos, al recibir una luz más natural. Aunque un IPS LCD con regulación ambiental también será una buena solución.

Memoria RAM

Travel Trip Map Direction Exploration Planning Concept

El estándar actual para operar con un procesador multinúcleo está en los 8GB. Menos sería arriesgar hacia un sistema demasiado lento. Eso sí, fíjate que siempre dispongas de la opción de una ampliación de memoria. Así, si en un futuro quieres apostar por los 16GB o hasta los 32GB, podrás hacerlo mediante una sencilla instalación.

Y, en cuanto al tipo de RAM, apuesta por el modelo DDR4 SDRAM, es actualmente es más común y más fiable.

Dejamos fuera nuestras recomendaciones en cuanto a espacio físico en el disco duro, ya que, si bien es mejor montar un HD de 1TB para almacenar nuestros archivos, con las opciones de almacenamiento en la nube, la capacidad de las actuales tarjetas flash y el bajo coste de los discos tradicionales, esto no debe ser algo que te preocupe.

Además, un SSD (disco de estado sólido) de 256GB hará que tu sistema sea mucho más rápido que otro que monte el doble de espacio pero bajo un sistema mecánico.

Tarjeta gráfica

Spectre-00

Tal vez no juguemos a videojuegos o directamente no nos gusten, pero hay que tener en cuenta que la tarjeta gráfica se encarga de todas esas operaciones y procesos visuales, que van desde editar un vídeo casero hasta renderizar una textura en algún programa.

Dentro de la línea GTX de Nvidia, deberíamos apostar por la 950M en adelante y con un mínimo de 2GB dedicado a los gráficos. Si apuestas por una integrada, debería ser una Intel HD Graphics 520 en adelante. Servirá para correr juegos potentes a resoluciones bajas, con tasas de refresco entre los 15-30 frames por segundo, y podrá con juegos sencillos al máximo resolución, como el MOBA League of Legends.

En cuanto al procesador, nuestra recomendación es apostar con un equipo que monte un Intel Core i5 6200U, un 7Y54 o superior. Por debajo de esta línea nuestro equipo estará, directamente, desfasado respecto a los tiempos que corren.

Los equipos con mejor relación calidad-precio

En cualquier parte

Aquí tienes una oferta variada, desde sistemas enfocados a los jugones de la casa hasta aquellos que quieren disfrutar de una buena peli en una pantalla a la altura. Estos portátiles no te defraudarán.

ASUS R510VX

El benjamín de nuestra selección, este equipo cuenta con todo lo necesario para ser tu aliado: 8GB de RAM, 2GB de gráfica dedicada, un disco duro de 1TB, procesador Intel Core i7 6700HQ y unos altavoces estéreo de excelente rendimiento.

No estamos ante un equipo infalible, pero sí ante un todoterreno que podrás llevar a la facultad, a la oficina, o usarlo como sistema principal de trabajo. Una sorpresa para quienes buscan un ordenador bastante económico pero funcional.
ASUS i7

 

Lenovo Ideapad 700

Prácticamente el tope de gama de su serie, este Ideapad incluye todo lo aprendido por Lenovo en sistemas de rendimiento inferior y le suma hasta 16Gb de RAM para otorgarle la máxima velocidad. Un equipo bastante económico y capaz en cualquier ámbito.

Lenovo Ideapad

ASUS ROG GL552VW

El equipo perfecto para los gamers que debutan, un ordenador donde podrás jugar a la mayoría de tus videojuegos favoritos sin hacer un desembolso enorme. Con su gráfica Intel Core i7 6700HQ, esta es una opción más que competente.

Asus ROG

Acer Swift SF 713

¿Un equipo de apenas 13,3 pulgadas, con un pequeño disco duro SSD de 256Gb y gráfica integrada? ¿Dónde está el truco? No te preocupes: tal vez sea pequeño, pero es tremendamente ágil.

Este es el equipo perfecto para quienes no juegan a videojuegos pero dan un uso intensivo a su equipo dentro y fuera de casa. Es elegante, ligero, con un diseño sofisticado y un rendimiento ideal para tareas ofimáticas.

ACER Swift

 

HP Spectre 13

Siguiendo con la línea del modelo anterior, este HP de diseño premium es ideal para personas que necesitan su equipo en cualquier parte, al contar con carga super rápida gracias a USB Boost. Es increíblemente delgado (apenas 1cm de grosor) y ligero.

Verás tus series y películas favoritas mejor que en cualquier otra parte, gracias a su pantalla con BrightView. Y no te preocupes por si lo cogen los peques de la casa, pues cuenta con protección de vídeo Corning Gorilla.

HP Spectre

ACER Predator G9

Y, si un poco más arriba recomendábamos un equipo gamer idóneo como debutante, ahora tenemos que recomendar su hermano mayor. Este magnífico sistema cuenta con 32GB de RAM, una potentísima tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1070 con 8GB dedicados y un enorme disco duro, dividido entre un SSD de 256GB y un HD de 1TB. Además, cuenta con un descuento del 15%. En pocas palabras: es el equipo que llevabas años buscando.

PREDATOR

En Tecnología de tú a tú | Los 11 mejores ordenadores para jugar (y para casi todo)


Etiquetas: