comprar portatil

Seas el comprador más experimentado de la red, o aquel que llega sin ningún conocimiento al momento de comprar su primer ordenador, siempre vas a encontrar complicaciones en la búsqueda. La oferta ahora mismo es inmensa, por configuraciones y por tipos de portátiles, así que os proponemos una serie de puntos a pensar antes de comenzar. 

La cosa se suaviza un poco cuando ya has comprado más de un ordenador portátil en el pasado, de esta forma tienes cierta idea de lo que necesitas, de lo que quieres cambiar y mantener. Sea como sea, sigue nuestros pasos para conocer aspectos importantes y prioridades que quizás no estabas teniendo en cuenta

¿Cuál es el tamaño de pantalla adecuado?

Posiblemente sea el criterio más importante, el tamaño de pantalla define las dimensiones que va a tener el ordenador portátil, también su peso. Nos vamos a encontrar equipos que se mueven de las 10 a las 17 pulgadas, siendo las 15 la diagonal más habitual, creemos que es donde está el mejor equilibrio.

comprar portatil

Si para ti la movilidad es prioridad, baja a las 13 pulgadas y piensa en un monitor extra en casa para poder ver los contenidos en mayor tamaño, si es que no tienes un ordenador de sobremesa. Si te vas a quedar en casa con él, no bajes de 15 pulgadas.

La mejor forma de saber lo que necesitas es teniendo ya un ordenador portátil. Conocerás si con ese tamaño te encontrabas cómodo o si necesitabas algo más de espacio de trabajo. También tendrás una idea del tamaño de trackpad y teclado en el que te sientes cómodo.

No compres el modelo más barato disponible 

Las ofertas potentes o precios de derribo nos pueden animar a comprar un equipo concreto que posiblemente no sea el mejor para nuestros intereses. No estamos diciendo que la oferta no sea buena, solo que hay que pensar bien si cubre nuestras necesidades antes que asumir el posible chollo.

Afortunadamente los ordenadores básicos han mejorado mucho en los últimos años y es posible hacer la mayoría de cosas con ellos. Si tienes opciones algo más caras sobre la mesa, valóralas, llevarte un procesador considerablemente más rápido o una pantalla de mayor calidad, bien vale la pena.

Un buen ejemplo de equilibrio entre precio y prestaciones lo encontramos en un ordenador como el Portátil HP 15-da0051ns, elegante y estilizado. Destaca por su pantalla de 15 pulgadas, su corazón Intel Core i5, 8GB de RAM y la presencia de un disco SSD de 256GB:

comprar portatil

Tampoco pagues lo máximo si no lo necesitas

El caso contrario, pagar demasiado. A veces ayuda tener un presupuesto cerrado, si no lo tenemos y podemos invertir bastante, es posible que compremos más de lo que necesitamos. Que ni está de más, ni seremos nosotros quienes invalidemos la compra, pero se trata de ser eficientes con los gastos.

¿Estamos pagando un extra por especificaciones más potentes? Es incluso interesante, el equipo nos durará más tiempo. Pero no lo será tanto si lo que estamos es apostando por especificaciones que no nos interesan, como un lector especial, un disco de un tamaño desmesurado, o una resolución demasiado alta.

Un caso muy concreto es del sector gaming, ahí sí hay gente interesada en gastar más por diseños o elementos especiales, pero que raramente serán un beneficio para un usuario normal.

Si no hay problemas de presupuesto y queremos un equipo con una oferta muy potente en relación a su precio, sin duda miraría al convertible Lenovo Yoga 720 (Intel Core i7 y gráfica Nvidia GTX 1050):

comprar portatil
 

Piensa en el futuro

No nos queremos contradecir con el punto anterior, pero siempre está bien invertir pensando en que los productos tengan una vida lo más larga posible. Una vez que tienes claro que el equipo cubre tus necesidades, debes pensar si tener más memoria RAM, elegir disco SSD o un procesador superior no se salen de tu presupuesto, es algo que podría estirar bastante la vida del equipo.

Digamos que en lugar de pensar si cubre lo que necesito ahora, intentar ponerme en una situación futura: qué es lo que voy a necesitar de él en un par de años. Es un ejercicio que siempre está bien hacer, visualizar nuestras actividades futuras con el ordenador.

¿Necesitas tanta resolución?

Relacionado con el punto anterior, tenemos la resolución de pantalla. De nuevo es fácil pensar que cuanto más mejor, pero tenemos que saber que vamos a pagar más por ello y que necesitamos más potencia para poder mover bien esa carga gráfica.

Si eres un creador de contenidos, especializado en vídeo y foto, me parece normal ir a buscar las pantallas más modernas y capaces, como los paneles 4K que van apareciendo. Si vas a navegar y escribir correo, creo que 1080p es un formato ideal para el tamaño de pantalla que suele tener un portátil. Si para ti es importante la autonomía, más resolución también es más consumo.

Para el trabajo con resoluciones muy altas recomendamos la gama de portátiles Apple con pantalla Retina, en lo más alto del catálogo podemos encontrar al MacBook Pro de 13,3 pulgadas con una resolución de 2.560×1.600 píxeles. Durante el mes de septiembre en el catálogo de El Corte Inglés, encontramos interesantes descuentos en esta gama.

comprar portatil

No te obsesiones con una especificación

Hay especificaciones en un portátil que nos pueden llamar la atención, hacernos pensar que la necesitamos pero posiblemente no sea así y vayamos a pagar más. Podemos poner como ejemplo la pantalla táctil en un portátil, hablamos sobre ello largo y tendido en este artículo.

Otro ejemplo que me parece interesante mencionar es el de la memoria RAM, a sabiendas que cuanta más cantidad, mucho mejor. Ocurre que nos pueden hacer pagar bastante más por contar con 16GB de RAM cuando con 8GB vamos sobrados, si es que no vamos a hacer nada exigente con el ordenador.

comprar portatil

No valores más el diseño que la función

No vas a pasar el día mirando el aspecto externo de tu portátil, está bien que sea duradero y acorde a tus gustos, pero lo realmente importante es tener una buena pantalla y potencia que cumpla con tus necesidades. En el mundo gaming es fácil dejarse llevar por el aspecto, y ciertamente es importante en todos los ámbitos, pero no nos volveríamos locos más allá de contar con una buena ergonomía y un diseño cuidado.

¿Realmente quieres un portátil convencional o te interesa un configuración 2 en 1? La irrupción del concepto tablet le ha comido mucho terreno a los portátiles. La gran mayoría de cosas las podemos hacer con una tablet, y si nos ofrecen potencia y teclado como lo hacen los ordenadores convertibles, pues mejor que mejor.  Tendría muy en cuenta esta opción, incluso una ‘tablet a secas’ si nuestro presupuesto es reducido.

Si para ti el diseño es prioritario y quieres que el portátil sea el más liviano y delgado del ámbito en el que te mueves, entonces sí me pararía a echar un vistazo al LG Gram: un ordenador que no tiene nada que envidiar a otros con un peso de solo 965 gramos.

comprar portatil

Cuidado con las pantallas reflectantes

Puede que a primera vista quede bonito pero una pantalla muy reflectante es incómoda de utilizar. Las huellas quedan marcadas con mayor intensidad, los brillos nos terminan molestando, y algunos modelos son auténticos espejos.

No queremos ser tremendistas con este tema, hay muchos niveles y lo mejor es comprobar el equipo en persona, pero siempre que esté la opción, recomendamos un acabado mate en una pantalla. Muchas veces este acabado está relacionado con pantallas táctiles.

Elegir un HD en lugar de un SSD

Es una especificación más relacionada con portátiles de gamas superiores, pero en todo caso es preferible contar con una unidad SSD, aunque sea de almacenamiento reducido. Los precios han bajado bastante e incluso está la opción de colocarlo por nuestra cuenta en un futuro.

La velocidad de lectura y escritura que permiten estas unidades al sistema operativo hace que un ordenador gane mucho rendimiento en su uso cotidiano, también en tareas exigentes. Nuestra recomendación es que siempre valoréis contar con SSD por encima de otras especificaciones

Una gran opción, por especificaciones y precio, que cumple con garantías en el apartado SSD es el HP Pavilion 360 que os presentamos a continuación, un convertible con 256GB, 8GB de memoria RAM y procesador Intel Core i5:

 

 

comprar portatil

Ten en cuenta los puertos

Es uno de los apartados que menos se miran al comprar un equipo y luego nos llevamos sorpresas. La tendencia es ir eliminando conexiones y eso a veces no es lo más cómodo para el usuario. Es algo especialmente palpable en equipos de muy reducidas dimensiones.

Recomendamos contar al menos con un par de puertos USB, y si uno de ellos fuera USB-C de tipo reversible, mucho mejor. Tampoco debe faltar una salida de vídeo, lectores de tarjetas de memoria y jack para auriculares. Afortunadamente hay solución para los ordenadores con pocas conexiones, se han puesto muy de moda los adaptadores con conexiones extra.

No te lo lleves sin probarlo

comprar portatil

Esperamos que todos los puntos tratados te hayan hecho pensar mejor la compra, pero el mejor consejo que os podemos dar es sin duda que paséis por la tienda y conozcáis el producto de primera mano. Comprobéis dimensiones, peso y diseño reales, y no menos importante, probéis la pantalla, el teclado y el trackpad.

Conoce las ventajas de comprar en El Corte Inglés tu equipo

Importante conocer que estos días, con la adquisición de cualquier ordenador en El Corte Inglés, puedes hacer una compra conjunta con la suite Office 365 Personal por solo 49,90 euros ( su precio es 69,90 euros), también el Antivirus McAfee por 19,95 euros ( su precio habitual es 89,95 euros).

Además, durante todo el año tienes posibilidades de financiación muy interesantes en electrónica gracias a los Tecnoprecios. Cuando compares precio, compara también las condiciones de compra, envío, devolución y seguro de los productos.

En Tecnología de tú a tú| ¿Portátil, híbrido o tablet para el nuevo curso?

 


Etiquetas: ,