España quiere ser abanderada en llevar la banda ancha a todos los ciudadanos, y aprovechando la próxima presidencia europea, el gobierno de nuestro país se ha propuesto extender a toda Europa el acceso a internet como servicio universal.

Miguel Sebastián, ministro de Industria, ha anunciado esta semana en el Senado la intención que la banda ancha se convierta en una obligación de servicio universal para operadores a nivel europeo. Unos días antes, ya nos había sorprendido con el futuro derecho de todos los españoles al acceso a la Red con banda ancha de 1 Mb de velocidad y dentro del llamado “servicio universal”, lo que supone fijar, por parte de las operadoras, un precio asequible al usuario final de cualquier lugar geográfico a partir de 2011.

Se pretende con esto impulsar una nueva estrategia para las tecnologías de la información, extendiendo su uso a un espectro mayor de población, y elaborar una carta europea de derechos que virtualmente garantizará el acceso.

Según sus propias palabras, “todos los españoles tendrán derecho a conectarse a Internet a través de banda ancha a velocidades mínimas de 1 Mb por segundo”. Entre otros actos, se tiene prevista una reunión informal de los ministros europeos encargados de las telecomunicaciones, posiblemente en granada.


Etiquetas: ,