De acuerdo con un nuevo sistema antipiratería presentado el viernes pasado por los proveedores de servicios de Internet, el Gobierno y los propietarios de derechos de autor, podría penalizarse a los usuarios que descarguen ilegalmente archivos de Internet con una suspensión de su conexión a la Red.

El acuerdo, redactado entre otros por un consejero de la FNAC, señala que los proveedores de servicios de Internet tendrán que advertir a los consumidores que si descargan ilegalmente, sus cuentas podrían ser suspendidas temporalmente o canceladas de forma definitiva. Dependerá de una autoridad independiente decidir en qué casos se enviarán los “mensajes electrónicos de advertencia” a los usuarios.

Nicolas Sarkozy afirmó en una declaración de apoyo al acuerdo que “corremos el peligro de contemplar una auténtica destrucción de la cultura”. Añadió que “Internet no debe convertirse en un salvaje oeste de la alta tecnología, una zona sin reglas donde los fuera de la ley puedan saquear obras impunemente o, lo que es peor, traficar con ellas con total impunidad. ¿Y sobre las espaldas de quién? Sobre las espaldas de los artistas”.

El presidente francés agregó que creará un comité de seguimiento para que valoren el resultado de las normas dentro de seis meses.

La industria discográfica internacional ha apoyado la medida francesa y esperan que se siga el ejemplo en otros países.

Información cortesía de:


Etiquetas: ,