Como sabrás a partir del 2010 la señal de televisión será únicamente digital y conviene que vayas acostumbrándote a usarla. Ahora nos encontramos en un periodo de transición y la señal se emite analógica y digitalmente, por lo que si dispones de un televisor reciente o un sintonizador TDT (Televisión Digital Terrestre) lo más probable es que ya estés disfrutando de la gran variedad de canales y contenidos que se emiten de modo digital.

La nueva televisión es mucho más interactiva y completa, además de ofrecer muchos más canales y contenidos más variados. Permite seleccionar el idioma (normalmente sólo a la lengua original) y saber la programación, la duración y el nombre de los programas y disfrutar de los subtítulos en muchas series y películas.

La mayoría de los nuevos televisores ya vienen con un sintonizador de TDT integrado, pero si todavía el tuyo no lo tiene (asegúrate antes) hazte con uno por poco dinero -menos de 50 euros-. La calidad de la imagen será mucho más alta y en algunos sintonizadores puedes memorizar hasta 200 canales, simplificar los menús, fijar un temporizador de apagado-encendido, sistemas de bloqueo paterno, etc. ¡Saca el máximo partido a la televisión digital!

Información cortesía de:

 


Etiquetas: , ,