Venden en el mercado ordenadores de bajo coste con especificaciones técnicas más que suficientes para la mayoría de los usuarios pero que a pesar de todo no terminan de cuajar entre los usuarios.

Se trata de equipos que integran Linux como sistema operativo y que, aunque no disponen de una tarjeta gráfica súper potente, ni 2Gb de memoria, ni tantos Gbytes de disco duro, cumplen perfectamente las tareas de cualquier usuario doméstico.

Un artículo de opinión de CNET ha hecho una interesante reflexión defendiendo estos ordenadores y combatiendo los tópicos a los que están condenados. Destaca cinco puntos para no temer a un PC de Linux comenzando por la crítica infundada de que Linux es peor que Windows o Apple, y la dificultad para manejarse en este sistema operativo:

  • No por ser más barato es peor, de hecho según muchos informáticos Linux es una plataforma abierta en constante crecimiento que puede superar tranquilamente a Windows y Apple OS.
  • Una de las cosas más complicadas es la instalación de un nuevo sistema operativo, pero en estos equipos ya está instalado y su mantenimiento es muy sencillo, actualizándose automáticamente muchos de sus programas.
  • Uso sencillo y familiar. El sistema operativo Linux ha evolucionado mucho estos dos últimos años consiguiendo una interfaz sencilla e intuitiva con un menú de inicio como el de Windows y un dock como en Mac.
  • Las especificaciones de estos baratos ordenadores son más que aceptables para cualquier usuario medio, al que la mayoría de las veces le sobra potencia y rendimiento en el equipo.
  • La mayoría de acciones que lleva a cabo un usuario medio se realizan a través de Internet, por lo que importa poco o nada el sistema operativo que usemos. Revisar el correo electrónico, tareas ofimáticas, retoque de fotografías y demás acciones se pueden hacer perfectamente a través de miles de utilidades web.

Varios puntos curiosos que para quitarnos el miedo hacia este sistema operativo y en los que seguro que la mayoría de personas nunca había pensado. Entre los que me incluyo.


Etiquetas: , ,