Se cuentan por millones los ordenadores infectados, y ha sorprendido especialmente por la rapidez de su propagación: ha sido capaz de atacar a más de ocho millones de terminales en tan solo tres días.

La forma de trasmisión es variada, pero la más efectiva consiste en forma de fichero autoejecutable en las memorias USB o pendrives, y que con el sencillo gesto de insertarlo en la ranura de nuestro PC, podemos considerarlo infectado, ya que se ejecuta automáticamente el fichero “autorun” desde la memoria portátil.

El virus explota un fallo de seguridad en Windows, por eso es conveniente actualizar el sistema operativo con los últimos parches para paliar el problema.

De momento la mayoría de ordenadores infectados pertenecen a redes de oficinas, y se han dado pocos casos de terminales domésticos. Los especialistas todavía no se han puesto de acuerdo en la forma que tiene este malware para dañar el sistema, pero si coinciden en que se trata de una creación compleja en la que han debido de invertir mucho tiempo en su desarrollo. Es un buen momento de pasar el antivirus sobre nuestro “pen drive”.


Etiquetas: , , , ,