Todo parece indicar que esta misma semana se actualizará la gama de portátiles más avanzados de la compañía con hasta cinco nuevos modelos: dos de 13 pulgadas, otros dos de 15 y uno más de 17 pulgadas de diagonal.

La esperada renovación de la gama principal de portátiles de Apple llegará esta semana, todos los rumores apuntan al jueves 24 de febrero, con una segura actualización a los últimos chips de Intel como rasgo más seguro, pero se espera que no sean las únicas modificaciones. En pocas palabras, en lo seguro estaríamos hablando de nuevos chips y un nuevo diseño.

La llegada de los últimos chips Sandy Bridge de Intel traería de vuelta al modelo de MacBook Pro de 13 pulgadas con gráfica integrada en vez de una dedicada, lo que permitiría reducir su precio un poco, mientras que los demás modelos podrían acoger la gráfica Radeon HD 6000M.

Lo que no es tan seguro pero bastante probable es un cambio de diseño. Los nuevos portátiles incluirán mejoras en la batería, la pantalla y unidades de disco duro principal basadas en memorias SSD para poder ser más delgados sin renunciar a la potencia o autonomía a la que nos tiene acostumbrada la compañía. De hecho, los rumores podrían tener un aspecto más cercano al de los actuales MacBook Air con ligeros cambios de diseño haciéndolos más ligeros, delgados y resistentes gracias al uso de Liquidmetal. Y quién sabe si la tecnología Light Peak podría formar parte de esas novedades de los nuevos portátiles de Apple.

Los MacBooks Pro, disponibles en tamaños de 13, 15 y 17 pulgadas a unos precios similares a los actuales, también contarán con más autonomía gracias a una batería de mayor tamaño.

Sobre los precios, siempre según rumores, los modelos de 13 pulgadas podrán adquirirse por 1.200 y 1.500 dólares, pasando los modelos de 15 a 1.800 y 2.200 de precio base, quedando el modelo más grande con unos 2.500 dólares de partida.


Etiquetas: , , , ,