La Unión Europea ha advertido a Google que quizá esté incumpliendo la ley al mantener la información de las búsquedas que hacen los usuarios durante dos años.

Cada vez que tecleamos cualquier cosa en el buscador esa información queda registrada y almacenada por Google durante dos años, asociando la IP del ordenador a las búsquedas que realiza el usuario desde ese ordenador. Google se defiende insistiendo en que no es información individual sino información que se registra en un ordenador, algo absolutamente cierto, pero obvia que la mayoría de usuarios utilizamos el mismo ordenador con la misma dirección IP frecuentemente. Evidentemente el hecho de guardar esa información durante dos años -porque no pueden hacerlo más tiempo- nos hace intuir que no se tratan de simples datos de un ordenador, sino de valiosa información sobre los gustos e intereses del usuario o usuarios del ordenador.

Esto le sirve a Google para situar publicidad e información en los ordenadores de cada usuario. Según Peter Fleischer, abogado de Google, la información registrada se utiliza para ofrecer a los clientes un servicio más preciso y a los anunciantes el cómputo correcto de los internautas que pulsan sobre los anuncios online.

Cada vez que hacemos una búsqueda y entramos en alguna página web, aunque nadie nos esté viendo, Google sabrá exactamente lo que hicimos. Que almacenen estos datos no me preocupa por el tema de la intimidad, sino más bien por lo que luego hagan con esa información.

La UE está valorando si Google incumple la ley al mantener estos datos más de lo debido, veremos en qué queda…


Etiquetas: ,