La empresa coreana Samsung realizó una oferta por 4.120 millones de euros para comprar SanDisk, que en la actualidad es el mayor fabricante de chips de memoria del mundo. Pero no parece que este rechazo vaya a ser un punto y final a las negociaciones.

Desde Samsung afirman que no descartarían llegar a un acuerdo a un precio mejor. Y desde SanDisk afirman que han rechazado la oferta por que consideran que lo ofrecido por Samsung, no demuestra el valor real de la compñía. Mientras las cosas están así entre Samsung y SanDisk, Toshiba también ha entrado en escena, afirmando que se consideran abiertos a una posible combinación con SanDisk, pero que todavía no han iniciado ningún tipo de conversación con ellos.

No sabemos en que resultarán todos estos movimientos empresariales en el mundo de la producción de hardware, pero lo único que hasta ahora parece claro, es que las grandes compañías han fijado su atención en SanDisk, y el mercado ha reflejado este interés en las acciones de SanDisk, que ayer cerreron con una subida del 53% tras el cierre del mercado regular.


Etiquetas: