El Tribunal de Gran Instancia de París ha condenado al gigante americano de Internet Google a indemnizar con 300.000 euros en concepto de daños y perjuicios al grupo frances editorial La Martiniere, por la digitalización de libros y su publicación on-line sin el consentimiento de los propietarios de derechos.

El juez ha prohibido llevar a cabo nuevamente estas prácticas al buscador y advierte de que, en caso de hacerlo, impondrá nuevas sanciones económicas. La Martiniere, propietaria de la casa editorial Editions du Suil, había denunciado a Google al entender que los autores estaban perdiendo dinero en esta nueva etapa de “revolución digital”.

Este juicio podría suponer un retraso en las intenciones del gigante norteamericano de poner en marcha un macro proyecto de digitalización de libros. A día de hoy, Google ha alcanzado acuerdos con varias bibliotecas americanas y ambiciona reproducir este esquema en todo el mundo, para crear una ‘biblioteca universal’.

En el caso de España, este acuerdo con la Biblioteca Nacional parece de momento inviable, a raíz de las declaraciones de la directora de este centro, Milagros del Corral. “En nuestro caso, no necesitamos a Google, porque ya tenemos nuestros medios y otro acuerdo firmado con Telefónica para la digitalización”