Después de anunciar la inclusión de una pestaña para elegir el navegador predeterminado en el nuevo Windows 7, Microsoft ha decidido que esta medida se amplíe a los sistemas operativos Vista y XP.
El origen de la polémica surge de las presiones por parte de la comisión antimonopolio de la Unión Europea para garantizar un fácil acceso a la competencia del mercado de navegadores web en el Sistema Operativo más extendido del viejo continente.

Aunque en un primer momento se hablo de la venta por separado del Internet Explorer, se ha terminado aceptar las medidas propuestas por la Unión Europea e incluir el IE8 pre instalado junto a un menú desplegable que nos ofrecerá la posibilidad de descargar otros navegadores de forma sencilla.

El número máximo de navegadores que aparecerán en la lista de descargables será 10, y deberán cumplir una serie de condiciones:
En primer lugar, ninguno de ellos debe correr bajo el motor del Explorer ni será uno de financiados directa o indirectamente por Microsoft.
Han de tener una cuota de mercado en Europa de al menos el 0,5 por ciento, que se calculará según el uso medio mensual respecto a todos los navegadores utilizados por usuarios europeos.

Además, cada compañía solo puede ofrecer un navegador propio y se prohíbe añadirle al mismo cualquier tipo de software adicional.
Con esta medida parece que se relajan las relaciones entre la Comisión Europea y Microsoft, ante la inminente llegada de Windows 7.


Etiquetas: , , , ,