Ayer se cumplieron los pronósticos y Apple renovó la gama completa de los portátiles MacBook Pro sorprendiendo a todo el mundo con una renovación muy ambiciosa, poniéndolos al día con los procesadores i5 e i7 de hasta cuatro núcleos, la nueva tecnología de entrada/salida Thunderbolt doce veces más rápida que FireWire 800 y hasta veinte veces más que USB 2.0 con grandes posibilidades por delante, procesadores gráficos AMD y una nueva cámara FaceTime HD con soporte 720p (el triple de resolución respecto a la generación anterior).

Los nuevos MacBook Pro son ligeramente más caros que los modelos anteriores pero totalmente justificado y asumible considerando las mejoras; entre 20 y 30 euros de diferencia, partiendo con el modelo de 13 pulgadas desde los 1.149 euros, el de 15 desde 1749 euros y el de 17 desde 2499 euros.

La opción más portátil deja atrás los procesadores Core 2 Duo para saltar a los Core i5 de doble núcleo a 2,3 o 2,7 GHz según la configuración que escojamos, discos duros de 320 y 500 GB, y procesadores gráficos Intel HD Graphics 3000 con 384 MB de SDRAM DDR3 compartidos con la memoria principal manteniendo la misma resolución de pantalla, 1280 por 800 píxeles.

El modelo intermedio y probablemente el más popular, el MacBook Pro de 15 pulgadas cuenta con dos configuraciones con procesadores i7 quad-core a 2,0 y 2,2 GHz con 6 MB de caché de nivel 3 (2,3 GHz opcional con 8 MB de caché de nivel 3), discos duros de 500 y 750 GB y procesadores gráficos AMD Radeon HD 6490M y 6750M con 256 y 1GB de memoria GDDR5 respectivamente además del procesador HD Graphics de Intel para las tareas más básicas con 384 MB de SDRAM DDR3

Por último, el peso pesado, el modelo de 17 pulgadas cuenta con una única configuración con procesador Core i7 quad-core a 2,2 GHz (2,3 GHz opcional), disco duro de 750 GB y procesadores gráficos HD Graphics 3000 de Intel y AMD Radeon HD 6750M con 1 GB de memoria GDDR5.

Todas las configuraciones cuentan con 4 GB de memoria de serie, una autonomía de hasta 7 horas (nada mal respecto a las 10 horas del antiguo modelo de 13 pulgadas y las 8-9 horas del resto teniendo en cuenta la inyección de potencia), carcasas unibody de aluminio, toma de corriente MagSafe, puerto Thunderbolt (la gran novedad), dos puertos USB 2.0 (tres en el de 17 pulgadas), puerto FireWire 800, ranura para tarjetas SDXC, cámara FaceTime HD, trackpad Multi-Touch y SuperDrive a 8x.

Resumiendo, Procesadores de última generación, pantallas de altísima resolución, impresionantes tarjetas gráficas y encima por primera vez en unos años, una tecnología pensada para crear una revolución dentro de los accesorios externos y dispositivos que rodean nuestros equipos.
– Thunderbolt. Debido a la novedad Apple ha creado una web propia donde explicar todas las mejoras de esta nueva interfaz. En lineas generales podemos destacar un ancho de banda útil de 10Gbps, cifra que deja casi en una posición ridícula los actuales USB y FW. Una parte interesante de la nueva interfaz es que está pensada desde el principio para cualquier propósito y no está limitada a un tipo de conexión, gracias a ella podemos usar pantallas, HD externos, otros ordenadores, audio…
– Potencia a raudales. Apple no ha querido pecar de tacaña y aunque sean modelos de portátil y no de sobremesa, algo normal, los nuevos portátiles de la casa montan lo último de lo último en procesadores a Intel. Procesadores de nueva generación, con las últimas tecnologías y con hasta cuatro núcleos de proceso.
– FaceTime en HD. Tras más de tres años haciendo uso de la misma cámara integrada, parece que Apple se ha decido finalmente a mejorar la mediocre cámara incluida en sus equipos. Ahora, y a falta de conocer sus resultados, la cámara ofrece vídeo en calidad 720p HD.


Etiquetas: , , , ,