El colectivo denominado ‘La lista de Sinde’ replica con más de mil webs autoinculpándose por ofrecer descargas no autorizadas al documento presentado por la industria cultural en el que se denunciaba a 200 de estas páginas.

La iniciativa surgió como respuesta a la lista elaborada por la Coalición de Creadores, una organización que representa a la industria cultural, que entregó al Ministerio de Cultura una lista en que se señalaban 200 webs que, a su juicio, debían ser clausuradas por permitir la descarga de archivos protegidos por derechos de autor.

Los mensajes de esta página web son claros, se trata de una respuesta “a la intención del Gobierno Español de crear una comisión censora en el Ministerio de Cultura con potestad para cerrar y bloquear webs sin las garantías de un juicio previo”, o como dice más adelante en la misma página, “Hasta ahora, los jueces siempre nos han dado la razón, pero si el Gobierno consigue poder cerrar y bloquear webs sin un juicio previo, tendrá que ir también a por todas las nuestras”.

Resumiendo, el funcionamiento es bastante sencillo: el titular de un web debe incluirla en uno de los buscadores de descargas que se le proponen.

Algunos datos curiosos: el 77% de las webs inscritas pertenecen a creadores, un 75% se acogen a los sistemas de licencias libres y ninguna de ellas está subvencionada por el ministerio de Cultura. ¿Casualidad?


Etiquetas: ,