Google es el gran dominador, y Bing, el buscador creado por Microsoft, aunque a muchísima distancia de Google, lucha por comerle parte del pastel al todopoderoso buscador por excelencia.

Sin embargo, las cifras mensuales del ranking de los buscadores más usados, han sido empañadas por las acusaciones cruzadas entre las 2 empresas. Los responsables del gigante de internet acusaron a la empresa que dirige Steve Ballmer de copiar los resultados de Google en su buscador Bing. Los directivos de Google señalaron que, cuando empezaron a sospechar de las supuestas malas prácticas de Microsoft, decidieron cambiar los algoritmos de búsqueda. Así, crearon unos códigos falsos destinados a que proporcionaran un resultado concreto de una búsqueda al introducirse palabras sin sentido y, con esta trampa destapar al enemigo. Según Google, pese a utilizarse estos términos falsos, Bing ofrecía los mismos resultados en esas búsquedas. Así, el poderoso buscador concluyó tras su investigación que su rival está utilizando el navegador Internet Explorer y la barra de herramientas de Bing para captar datos de navegación de los usuarios y ver cómo estos usan Google. La respuesta de Microsoft ha sido negar tales acusaciones y ha calificado cuentos chinos las palabras de su rival.

Sin embargo, con independencia de quien tenga la razón, la disputa pone de manifiesto una vez más el choque existente entre ambas compañías. Un enfrentamiento que tiene lugar en múltiples negocios como los navegadores, los sistemas operativos, los programas tipo Office, pero que tiene en las búsquedas online y su vinculación a la publicidad en internet uno de los puntos de mayor agresividad. Quizá porque es el negocio principal de Google, al aportar en torno a un 97% de sus ingresos, y la compañía no está dispuesta a ceder terreno a ninguno de sus competidores.

De momento, Google se mantiene como líder claro en las búsquedas. Google mantuvo una cuota de mercado en las búsquedas de EE UU del 66,6% en diciembre, último mes contabilizado, ligeramente por encima del 66,2% registrado en noviembre. Microsoft, por su parte, registró una cuota del 12% en diciembre frente al 11,8% de noviembre. Es decir, Google mantiene todavía una ventaja muy amplia y apenas si se ha visto erosionada pese a la ofensiva de su rival con Bing.

Pese al optimismo de Microsoft, que ven posible la lucha con Google, los números en internet de Microsoft están muy lejos de los alcanzados por Google, que en 2010 registró unos ingresos de 29.321 millones, un 23% más que en 2009. Además, Google presume de haber ganado 8.505 millones, un 23% más.

Con todo, Microsoft no se va a rendir. Por ejemplo, anunciaron ayer que van a integrar Ciao, su comunidad online de información de productos y comparativa de precios en el portal MSN y en el buscador Bing, además de incorporarse a Microsoft Advertising. Una prueba de que la empresa sigue buscando nuevos negocios en la red. Pero mientras tanto, las peleas con Google continúan y no parece que vayan a darse tregua.


Etiquetas: , , ,