Hablar de la fotografía y de su historia es hablar de Kodak, una empresa que ha visto nacer, crecer y madurar a la fotografía. Fue en 1881 cuando George Eastman y Henry Strong decidieron meterse en el negocio de la creación de material fotográfico así como de cámaras, pero con una filosofía diferente. Por aquel entonces, a finales del siglo XIX, la fotografía tenía un ámbito muy limitado y fue Eastman quien decidió ofrecer una alternativa y llevar la fotografía a todo el público con su famoso “Usted aprieta el botón, nosotros hacemos el resto”.

Una consigna que ha estado siempre presente en los más de cien años de historia de Kodak. Desde sus primeras cámaras como la Kodak Brownie (1900), la empresa dejaba claro que quería llegar al gran público gracias a unos dispositivos muy sencillos de utilizar, que popularizaron la fotografía como una práctica cotidiana a través de la cual la gente podía guardar instantáneas de sus mejores momentos.

A Brownie le siguieron otros modelos y revoluciones tecnológicas como la Kodachrome, la primera cámara de 35 mm a color. Un hito en la historia de la fotografía. Y es que ha sido tal su importancia, que hasta el 2009 Kodak ha estado vendiendo carretes para estas cámaras. Kodachrome siempre será recordada por haber popularizado la fotografía a color a nivel usuario y también por captar momentos únicos como el retrato de Sharbat Gula (1984), la famosa fotografía de la niña afgana publicada en la revista National Geographic.

Tras el lanzamiento de Kodachrome y el asentamiento de la fotografía analógica durante unas cuantas décadas, lo que permitió a Kodak crecer y expandirse a lo largo del mundo, llegó la era digital. Aunque popularmente se cree que Kodak no fue capaz de adaptarse a esta evolución, fue precisamente en los laboratorios de investigación de esta empresa en la década de los 70 cuando Steve Sasson creó la primera cámara digital. Un invento demasiado adelantado a su tiempo al que en su momento no supieron verle utilidad y sin embargo, años más tardes se convirtió en el paradigma de la fotografía.

A día de hoy Kodak centra su negocio en diferentes tipos de productos: el material fotográfico analógico –donde todavía mantiene una posición importante en el mercado–, las cámaras digitales como la Easyshare, equipos analógicos y otro tipo de productos como la impresión de fotografías e incluso impresoras multifunción. Siempre, eso sí, siendo fieles a los principios de Eastman “Usted aprieta el botón, nosotros hacemos el resto”.

Para consultar precios y disponibilidad de impresoras Kodak haz click aquí.
Para consultar precios y disponibilidad de cámaras Kodak haz click aquí.


Etiquetas: , ,