Con esta nueva plataforma se obtendría un mayor rendimiento que en los Atom y un consumo equivalente a este aumento de potencia.

Al parecer, y todavía sin datos que lo confirmen, al menos tres de los mayores fabricantes de portátiles ya están preparando productos equipados con estos nuevos procesadores. El objetivo claramente buscado por estos microprocesadores sería obtener una mayor potencia a la vez que una autonomía igual o mejor, que nos permitiría tener ordenadores ligeros, delgados, pero con los que se pueda trabajar sin problemas de rendimiento.

Y si además viniesen acompañados de tarjetas gráficas adecuadas estaríamos ante una excelente alternativa. En cuanto a su precio, se estima que este estaría ubicado entre los 700 y los 900 dólares, y su uso vendría básicamente enfocado a los portátiles con tamaños de pantalla de entre 11 y 13 pulgadas aproximadamente.


Etiquetas: ,