El famoso mini ordenador portátil de Asus, el Eee PC, ha sido una autentica revolución en el mercado de los ordenadores móviles, creando una tendencia que está siendo imitada por las grandes marcas.

La descabellada idea de un ordenador portátil en miniatura, con una pequeña pantalla de 7 pulgadas, un estrecho teclado, unas especificaciones técnicas básicas pero justas y poca capacidad de disco duro, parecía que no cubría las necesidades de los usuarios que buscaban un ordenador portátil cómodo para trabajar, ni de aquellos que requerían un equipo potente. Sin embargo el éxito del portátil de Asus, pionero en esta tendencia, ha garantizado la existencia de un mercado real que busca una solución portátil de este tipo.

La clave del éxito de este ordenador ha sido que, además de sus aceptables características técnicas y su pequeño tamaño, su precio es muy reducido, ya que los equipos no superan los 300 euros. Por este motivo han sido denominados portátiles low-cost, óptimos para profesionales que trabajan en un entorno móvil, y perfectos como primer ordenador para los estudiantes.

En España todavía no se ha comercializado el Eee PC, pero el fabricante Airis acaba de presentar una gama de equipos inspirados en este concepto añadiendo mejoras técnicas (un procesador a 1 GHz y capacidad de hasta 40 GB). Además esta misma semana Hewlett-Packard ha presentado su ordenador portátil Mini-Note PC, convirtiéndose en el primer gran fabricante en sumarse a esta tendencia tecnológica.

Aunque el portátil de HP tiene un precio bastante elevado, sus características técnicas superan a las de sus predecesores. Tiene una pantalla de 8,9 pulgadas con una resolución de 1280×768, existe una versión con disco sólido de 64 GB y otra con disco duro normal de 160 GB, y pesa únicamente 1,18 kilos. El portátil Mini-Note de HP no está dirigido al mercado de consumo, ya que costará entre 499 y 1.200 dólares dependiendo del sistema operativo con el que funcione, Linux o Windows Vista.


Información cortesía de:


Etiquetas: , , ,