Si hace unas semanas anunciábamos aquí con no poca preocupación el principio de una alianza que podría convertirse en una maniobra de monopolio, hoy podemos dar por finalizada esta aventura. El pacto sólo estaba basado en la administración de la publicidad generada en las búsquedas, pudiendo ambos buscadores implementarse publicidad entre ellos.

Este paso no gustó en absoluto a las asociaciones de anunciantes, ya que veían cómo las dos empresas que manejan casi en exclusiva la mayor parte del volumen publicitario en los buscadores podrían generar en un futuro un mercado “cautivo” en el que la oferta y la demanda fuese fácilmente manipulable. Hay que recordar, que hoy en día, la publicidad en buscadores es el negocio más lucrativo de la red desde el pinchazo de la web 1.0. Microsoft se unió a las presiones, y las denuncias de los anunciantes llegaron al Departamento de Justicia y a los consejos reguladores antimonopolio de USA, que comenzaron una investigación.

Google, que es quien más tenía que perder con este culebrón ya que quiere conservar a toda costa su prestigio de fair play, dio un margen de tiempo para que se investigara adecuadamente, pero ahora finalmente ha puesto fin al acuerdo antes de meterse en acciones legales. Según estos, “dañaba las relaciones con socios valiosos”. Falta por ver la reacción de la otra parte.


Etiquetas: , , , ,