Básicamente el funcionamiento es el siguiente: por medio de tan solo un clic, podremos eliminar resultados sin interés para nosotros, reposicionarlos dentro del listado para que los más relevantes aparezcan en los primeros lugares, etiquetarlos con comentarios que puedan ser útiles ante futuras búsquedas e, incluso, añadir manualmente páginas conocemos y que queremos que nos vuelvan a salir en otro momento.

Y para lograrlo, es tan sencillo como pulsar los iconos que aparecerán al lado de cada resultado. Para acceder a estas nuevas herramientas que ahora llegan a España, pero que ya estaban disponibles en Estados Unidos desde hace unos 6 meses, es necesario contar con una cuenta de usuario de Google, ya que los cambios que se introduzcan solo se aplicarán cuando las búsquedas se hagan desde esa propia cuenta.

Sin embargo, Google ha habilitado una sección en la que sí se podrán consultar las acotaciones que otros internautas hayan hecho a una determinada búsqueda.


Etiquetas: