A la vez que hay filtros antispam progresivamente mejores este tipo de correos basura encuentran también una forma más avanzada y eficaz de llegar a nuestros buzones de entrada, incluso infectando a otros ordenadores desde envían correos sin que el propietaria lo sepa. Nuestro país ocupa el puesto número 11 en el ranking de países donde sus usuarios reciben más spam, con aproximadamente un 84,6% de correos que recibimos que tienen la característica de ser “no deseados”.

Estos datos se han dado a conocer gracias a un estudio que ha analizado cerca de 92 millones de correos a través de 14 servidores entre primeros de enero y mediados de marzo de este año y que ha sido publicado por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), un organismo oficial del Ministerio de Industria.

Según dice el informe de este organismo perderíamos aproximadamente una media de entre dos y cuatro minutos borrando spam al día. A nivel personal, como usuarios domésticos, esto supone una ligera molestia, pero traducido al ámbito empresarial esto le supondría a cada compañía aproximadamente unos 179 euros al año por trabajador, a lo cual hay que sumar el ingente gasto en filtros, antivirus y demás software de seguridad.

Hay que ser cauteloso con algunos tipos de spam, como es el caso del phissing, ya que esta clase de correos buscan estafar al usuario pidiéndole datos personales y bancarios para sustraerlo de sus cuentas. Por desgracia el spam parece estar extendiéndose, ya que en nuestro país la cifra de estos correos se ha duplicado en un año y se está haciendo extensible a otros medios como los dispositivos móviles.

Como curiosidad, los países desde donde España recibe más correos basura serían Estados Unidos, China, Corea del Sur y Rusia.


Información cortesía de:


Etiquetas: ,