El ritmo de las evoluciones tecnológicas es altísimo, cada vez tenemos más comodidades: conexiones de banda ancha más rápida, pantallas más finas y nítidas, equipos de entretenimiento de todo tipo… A veces nos olvidamos que detrás de todos esos gadgets hay un proceso de fabricación donde la obtención de los materiales, así como su posterior consumo y reciclado, puede ser nocivo para el medioambiente.

Las compañías van aprendiendo y se conciencian con lo importante que es respetar la naturaleza y hacer un uso sostenible de estos recursos. Cada vez los gadgets contaminan menos y consumen menos energía pero todavía hay que progresar mucho y en esta dirección destacan dos tecnologías que están por venir y van a dar mucho de qué hablar a nivel ecológico: las pantallas de grafeno y OLED.

Grafeno, pantallas flexibles y más tolerantes con el medio ambiente

El grafeno es uno de los materiales llamados a revolucionar la electrónica. Este tipo de material, cuya procedencia la encontramos en el carbono, fue descubierto hace un par de años por el ganador del premio Nobel 2010 en Física Andre Geim y Konstantin Novoselov. Su principal virtud es la posibilidad de crear pantallas flexibles que podemos guardar en cualquier sitio sin ocupar todavía espacio.

Además, el grafeno es un material más ecológico pues sus costes de fabricación serán más baratos y por tanto se consumirá menos energía y recursos a la hora de producir estas pantallas. De momento su evolución está siendo muy tímida y aunque hay demostraciones técnicas prometedoras el grafeno todavía es una tecnología del mañana: su extracción es difícil y todavía no se ha estandarizado un método de producción eficaz.

Todavía tardaremos tiempo en ver avances significativos en las pantallas de grafeno pero todo apunta a que el futuro está ahí: cada vez utilizamos más dispositivos móviles por lo que la creación de pantallas más verdes, que sean fáciles de transportar y sobre todo que no dañen el planeta. El resto de tecnologías actuales seguirán existiendo y evolucionando, dada su naturaleza resulta difícil pensar que vaya a sustituir definitivamente al silicio y compañía.

OLED, las televisiones más verdes del mercado

Cuando el mes pasado estuvimos en el CES de Las Vegas vimos cómo las televisiones acapararon buena parte del protagonismo. Hablamos de las Smart TV, del 3D y también hubo espacio para una tecnología que desde hace unos años viene pisando fuerte y parece que este año finalmente se consolidará y entrará por la puerta grande en nuestros hogares. Estamos hablando de las pantallas OLED.

Tras estas siglas nos encontramos lo que se traduce del inglés como diodo orgánico de emisión de luz. O lo que es lo mismo, diodos con una capa de componentes orgánicos que reaccionan a la electricidad y emiten luz por si mismos, sin necesidad de fuentes de ningún tipo. La consecuencia más directa de esta evolución tecnológica es el hecho de que podemos tener pantallas más pequeñas ya que no necesitamos ningún elemento externo para que den luz.

De este modo, el consumo eléctrico de las pantallas OLED es menor que el del resto de tecnologías. Además, cuenta con otras virtudes como un mayor ángulo de visión, un nivel de brillo mayor y, en un futuro, su producción será más económica. Aunque a día de hoy su principal aplicación la encontramos en los televisores en un futuro dará mucho de qué hablar en dispositivos móviles.

A día de hoy, en el mercado ya es posible encontrar algunas televisiones que utilicen OLED en las pantallas. A lo largo del año recibiremos unos cuantos modelos y poco a poco veremos cómo crecen en número comparado con las LCD y las plasmas.

En los dispositivos móviles hay diferentes investigadores que trabajan en adaptar la tecnología OLED para que, además de emitir luz, sea capaz de recogerla como si se tratara de una placa solar. De este modo, podríamos disfrutar de pantallas que se autoalimentaran y no necesitaran baterías para funcionar. Estamos hablando de un futurible pues a día de hoy este uso de la tecnología OLED se encuentra en desarrollo.

Ahora que hablamos de tecnologías ecológicas nos gustaría saber vuestra opinión. ¿Creéis que los fabricantes deben apostar por estas líneas y preocuparse más por este tipo de cuestiones aunque repercuta en el precio? El desarrollo sostenible es importante, los recursos materiales son limitados y su uso eficiente es fundamental para que podamos seguir disfrutando de comodidades durante mucho tiempo.

A continuación, os dejamos un vídeo explicativo de Mundo Digital TV:


Etiquetas: