Google elimina Windows de sus ordenadores, da la opción a sus empleados de elegir un ordenador con el sistema abierto Linux o un Mac, y la mayoría de los empleados se pasan a Mac.

Al parecer la causa de este cambio hunde sus raíces en la preocupación por la seguridad, y eso ha provocado que la dirección de Google tome la decisión de eliminar Windows de sus oficinas. Vamos, que para ahorrarse problemas de seguridad y fiabilidad dejan de usar Windows y se pasan a Linux o Mac.

Al argumento de la seguridad se suma el hecho que desde hace un año Google dispone de sus propio sistema operativo, el Chrome, con pequeña implantación entre los internautas.

Y además, resulta tremendamente llamativo que la mayoría de la plantilla se está decantando por el Mac. De hecho, si nos fijamos sólo en los números, son unos diez mil empleados que dejan de usar Windows.

Es un número muy pequeño para que se note a escala global. Pero el hecho de que una compañía tan grande e importante como Google deje de usar Windows es algo muy simbólico y que demuestra que Microsoft ya no está viviendo esos días de excelente salud de la que gozaba antes, cosa que parece que poco a poco está pasando a disfrutarlo Apple.


Etiquetas: ,