Seguramente, para la inmensa mayoría de nosotros es la primera vez que oímos hablar de esta compañía coreana, Hardkernel. Pero no se trata de una empresa amateur, sino de la empresa que se ha asociado con Samsung para lanzar equipos de desarrollo basados en la última tecnología del gigante de la electrónica. Fruto de esa relación tenemos el primer tablet Android bautizado como Hardkernel’s Odroid-A.

Este tablet consta de una pantalla de 10 pulgadas, con una resolución superior a lo habitual de 1366×768 píxeles de resolución (Motorola Xoom o Samsung Galaxy Tab 10.1 se quedan en 1280×800 píxeles)

La zona trasera del dispositivo es transparente, dejando ver su potente circuitería, compuesta ni más ni menos que por el doble núcleo de Samsung, el Exynos 4210. Con núcleos basados en ARM Cortex-A9 y GPU Mali 400. El mismo hardware estrenado en el Smartphone estrella de los coreanos: Samsung Galaxy SII.

La batería es de 9000mAh, cuenta con salida HDMI, puerto USB, y 8GB de memoria interna ampliable mediante dos ranuras para tarjetas microSD. No se han olvidado de todos los sensores que van a utilizar las tablets comerciales, como uno de movimiento de 9 ejes, cámara frontal y principal, y una conectividad HSPA+ a 21Mbps.

Estará disponible en marzo, con un precio estimado de 759 dólares. En lo que respecta a Android, Hardkernel Odroid-A se sirve con Gingerbread, por lo que inicialmente parece una herramienta diseñada para sacar partido del Galaxy SII.

La aparición de esta tablet de referencia para el desarrollo, nos invita a pensar que Samsung además de su teléfono estrella, tiene en mente sacar tablets que aprovechen su nueva circuitería de doble núcleo, anteriormente conocida como Orion. También nos da pistas de las resoluciones con la que podrán trabajar nuevos teléfonos y tablets sin problemas.

De todas maneras, como una imagen es mejor que mil palabras, acompañamos la entrada con un vídeo que explica el funcionamiento de este nuevo tablet.


Etiquetas: , ,