Aunque muchos lo descartaban, el presidente de Apple ha salido a por fin a los focos, en medio de un evento muy esperado y con una enorme atención mediatica.
De aspecto muy delgado, con una voz sensiblemente débil, y vestido a la manera habitual, fue el encargado de abrir y despedir el acto, apareciendo de manera esporádica durante algunos minutos para presentar los lanzamientos más importantes.

Confirmó su convalecencia de una operación de transplante de hígado debido a una rara enfermedad, agradeciendo de manera emotiva a su donante, un joven de veinte años fallecido en accidente de automóvil.
Mostró reiteradamente su apoyo a la donación de órganos, apelando a la generosidad para hacernos donantes.

Tuvo también palabras de agradecimiento para el equipo de Apple, por toda su ayuda, y en concreto a su sucesor momentáneo, Tim Cook.
Esta ha sido su primera aparición pública desde su retiro a causa de problemas de salud, en un gesto inequívoco de apoyo en un momento importante para el futuro comercial de la compañía.


Etiquetas: , ,